Un hombre de 41 años de la provincia de Jiangsu, ciudad china de Zhenjiang, fue hospitalizado el 28 de abril de 2021 tras desarrollar fiebre. Ahora se ha revelado que está infectado con la cepa H10N3 de la gripe aviar.

La Comisión Nacional de Salud de China (NHC) confirmó que este paciente había estado hospitalizado durante cuatro semanas, mientras que el Centro de Control y Prevención de Enfermedades de China analizaba la secuencia genómica del virus. Hoy se informó que este es el primer caso de una persona con influenza aviar H10N3, la cual solo se ha registrado en aves de corral.

No han hecho ninguna declaración sobre cómo este hombre pudo haber contraído el virus, pero sí señalan que hasta ahora (y seguramente debido a las nuevas medidas de salud que se han tomado en todo el mundo) nadie más ha ‘sido infectado, y el el paciente está estable.

A pesar de esto, el NHC advierte a todos que eviten el contacto con aves de corral enfermas, muertas o en descomposición, y que quienes se dedican a su cría tomen más medidas de desinfección en sus operaciones.

Según Filip Claes, coordinador regional de laboratorio del Centro de Emergencia para Enfermedades Transfronterizas de los Animales de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación en la Oficina Regional para Asia y el Pacífico, el H10N3 es poco patógeno, no es muy común y existe un bajo riesgo de propagar.

Durante 40 años hasta 2018, solo se habían registrado 160 casos de aves infectadas con esta gripe aviar, y los expertos están analizando este H10N3 para determinar si era una cepa combinada de otra gripe aviar o si es un virus diferente.

En 2016 y 2017, la influenza aviar H6N9 fue responsable de la muerte de 300 personas en China y, desde 2014, también se han reportado al menos 26 casos de infección por influenza aviar A (H5N6). Ahora se está estudiando en profundidad esta nueva gripe aviar para prevenir su propagación.