Definitivamente aún existen personas honestas y las buenas acciones se siguen viendo aún con esta sociedad tan perturbada y llena de conflictos internos en la que vivimos. Llegar a ver este tipo de gestos es muy poco probable  pero para suerte de algunos, los buenos sin lugar a dudas somos más.

Tal es el caso de esta joven mujer llamada Andrea Lessing, de Estados Unidos, que al encontrarse $42 mil envueltos en un suéter tomó la decisión de regresarlos a su dueño.

“Nunca pasó por mi cabeza quedarme con ese dinero”.

Esta chica trabaja como colaboradora en una organización sin fines de lucro que se encarga de ayudar a las personas menos favorecidas de Oklahoma.

“Yo estaba revisando una caja de ropa que habían donado y mientras seleccionaba la ropa me encontré con lo que pensé en un principio eran libros pero al observar bien descubrí la gran suma de dinero”.

Tras sacar todo de la caja pudo encontrar los datos personales del dueño del dinero e inmediatamente lo contactó para regresarle lo que por derecho le pertenecía.

“Junto con las otras pertenencias habían unos documentos con el nombre y direccion de la persona que había donado la ropa y el dinero por error”.

El dueño del dinero decidió retribuir tan noble acción y darle una recompensa a la honesta trabajadora y le entregó $1 mil.

Andrea solo agradeció entre lagrimas el gesto que tuvo el señor con ella y aseguró que ese dinero lo usaría para comprarle un lindo juguete a su pequeña hija.

“Ella se pondrá feliz al verme llegar con el juguete que tanto me ha pedido, es algo que no se espera”.

Sin lugar a dudas al momento en que conoció esta historia en las redes sociales se hizo viral casi que inmediatamente y todos dejaron mensajes muy emotivos y positivos para esta madre y su valiosa honestidad.

“Sin lugar a dudas eres un gran ejemplo tanto para tu hija como para todas las personas que te rodean, acciones cómo estás no se ven muy a menudo, mis respetos para ti”.

“Eres la empleada que cualquier jefe quisiera tener en su equipo de trabajo, te encargaría desempeñar cualquier actividad con los ojos cerrados”.

Comparte esta publicación y deja tus mensajes para esta humilde pero honesta mujer que pudiendo quedare con esa gran suma de dinero tomo la decisión correcta de devolverlos a su dueño.