No cabe duda de que el futuro ya nos ha llegado y cosas que solo hemos visto en las películas ya son una realidad, como un robot de cocina. A continuación te presentamos a Pizzaiolo, un increíble robot programado para preparar pizzas muy rápido, lo que debe de tener preocupados a quienes se dedican a este oficio, ya que si funciona adecuadamente, tal vez pronto las pizzerías prefieran tener una máquina en lugar de un ser humano.

En 2019, la société Pazzi a ouvert une pizzeria avec un robot et maintenant ils sont sur le point d’en ouvrir une autre au cœur de Paris dans laquelle la star sera Pizzaiolo, le robot qui est en charge de tout le processus de fabrication de la pizza. Además de ser una atracción, ya que está ubicado detrás de una vitrina para que la gente pueda ver cómo una máquina prepara su pizza para ellos en solo cinco minutos, los clientes se despedirán de los largos tiempos de espera.

Los brazos del robot son muy articulados, lo que le permite extender la masa, colocar la salsa y los ingredientes. Además, puedes meter la pizza en el horno, sacarla y colocarla en su caja, lista para comer. Tiene capacidad para preparar hasta 80 pizzas por hora, y lo mejor es que no se cansa y además mantiene una perfecta higiene, pues aunque hay empleados humanos que atienden en la caja y en las mesas, ellos no intervenga en el proceso de preparación.

Phillipe Goldman, director de Pazzi, dijo que buscan convertirse en una cadena de pizzas como parte de este proyecto de robot. Próximamente tendrán uno más en Suiza, que iniciará su proceso de internacionalización. Además, podrían acabar con los problemas de contratación, ya que la gente está cada vez menos interesada en ir a trabajar a un restaurante de comida rápida.

Ahora estamos comenzando a internacionalizarnos porque en nuestro desarrollo empresarial, el 50% de la demanda proviene del exterior. Los restaurantes de comida rápida están en todas partes en una crisis de contratación y contratación.

-Philippe Goldman

En Estados Unidos también se están desarrollando robots para hacer pizzas, hamburguesas e incluso para cocinar en un wok para la cocina asiática. Aunque todo fue prueba y error, estos son los primeros pasos de una industria que empieza a desarrollarse y que, en un futuro no muy lejano, podría generar restaurantes robóticos en todo el mundo. Bienvenido al futuro.