Estos criminales estaban en la lista de chicos malos y ahora pasarán las festividades de diciembre tras las rejas. Nunca imaginaron que serían arrestados por la policía con el perfecto disfraz de Navidad.

Un vecino del barrio de Villa el Salvador, Perú, presentó una denuncia anónima ante la policía diciendo que en esa zona había una casa donde se vendían drogas y que estaba muy cerca de una escuela. Los agentes iniciaron un operativo, para lo cual colocaron a dos policías disfrazados de Papá Noel y su ayudante elfo en la zona.

En cualquier otro momento hubiera sido muy extraño ver a estos personajes paseando por las calles, pero en estas temporadas de diciembre han pasado completamente desapercibidos.

Aprovechando este «factor sorpresa», la operación fue todo un éxito. Los agentes confirmaron que Luis Antonio Oquendo era el responsable de la venta de drogas y que era el líder de un cartel criminal conocido como “Los Flaquis”.

Luego, la policía organizó una redada, entró en la casa de Antonio y lo detuvo. En casa, encontraron marihuana, pasta de cocaína y una pistola. El líder de «Los Flaquis» cayó junto a otros cuatro de sus cómplices.

Lo extraño de este arresto fue ver a los dos agentes vestidos como Santa Claus y Elf arrestar al líder de la pandilla y usar un ariete para irrumpir en la casa. Estos policías navideños escoltaron a los detenidos hasta el Departamento de Investigación Criminal para procesarlos.

Esta no es la primera vez que agentes de policía encubiertos con disfraces navideños arrestan a criminales. Esto sucedió en otras partes de América, como Estados Unidos, donde un Santa Claus y su ayudante arrestaron a dos ladrones de autos.

La técnica de disfrazarse de San Nicolás está dando frutos. El próximo Papá Noel que veas podría tener una placa y un arma, repartiendo justicia en lugar de regalos y diciendo: «Feliz Navidad, sucio criminal».