En los años ochenta, mi padre traía el periódico a casa todos los días y mis pequeñas manos se llenaron de alegría con las páginas de La Tercera de la Hora, La Epoca y Fortín Mapocho. Además, el subsidio que recibí por mi negocio no se gastó en dulces o helados, sino en las revistas Triunfo, Barrabases, Deporte Total o Minuto 90.

En un cuaderno, pegué los artículos que corté en estas publicaciones. También registró estadísticas de partidos y jugadores con sus respectivas fotografías.

En los cambios internos, perdí este material y tal vez por eso, con "Bola en la (s) red (es) social (es)", quería volver a ese momento romántico del recolector de datos y imágenes.

Estos dos últimos años deportivos, que han sido bastante actuales, los he traducido en oraciones, críticas, ironías, preguntas y reflexiones que publico en diferentes plataformas digitales. Después de los éxitos consecutivos de la Copa América 2015 y 2016, la pelota ha seguido rodando y se han registrado importantes eventos: el debut de VAR durante el partido de Chile contra Camerún en la Copa Confederaciones, la despedida de El fútbol de Nelson Acosta, Chile eliminado de la Copa del Mundo en Rusia, la llegada de Reinaldo Rueda, el "Rojo" se clasificó para la Copa del Mundo 2019 en Francia, Paredes dedicó al delantero histórico chileno de la Copa Libertadores y por sexta vez en En el torneo de criollo, Arturo Vidal firmado por el barcelonista David Pizarro del fútbol, ​​Palestino ha recuperado su título después de cuarenta años y River ha sido nombrado campeón de América en una final sin precedentes en España y en otras.

Estos son momentos vertiginosos cuando corremos de un lado a otro, a veces sin saber a dónde vamos; Períodos en que las tasas de lectura son bajas entre adultos y jóvenes. La excusa es que no hay tiempo para leer. Sin embargo, y sabiendo que el teléfono celular tenía una relevancia exagerada, no quería esta vez rascar el suelo, mojar la camisa o dar un paso en la pelota, sino poner la pelota en las redes sociales.