Repartidor se queda dormido en el autobús luego de un día agotador y desencadena un sin fin de buenas acciones

Para nadie es un secreto que está pandemia loca por la que estamos pasando ha puesto a prueba la fe y sobre todo la resiliencia de muchas personas y este abuelito no fue la excepción, ya que con 70 años de edad tuvo que salir a las calles y conseguir un trabajo para poder llevar el pan a su hogar.

Francisco Sánchez o cómo hoy es conocido a nivel mundial (Panchito) nos demuestra a muchos jóvenes que una buena actitud y las ganas de luchar lo son todo cuando te propones algún objetivo.

Panchito cómo fue popularizado en las redes sociales es proveniente de México y con su edad tan avanzada forma parte de una empresa que se encarga de repartir comida por toda la ciudad pero lo grandioso de este tierno abuelo no es su trabajo honrado sino la manera en cómo lo desempeña, puesto que la mayoría hace las entregas en carros propios y algunos hasta en bicicletas pero el adorable panchito al no contar con ningún medio de transporte regular se dispuso a realizar este trabajo a pie o en metro.

Así que diariamente camina muchos kilómetros para poder realizar las entregas de la comida y así generar ingresos para su familia.

La foto que causó furor en las redes sociales es donde se observa a panchito durmiendo en el metro público luego de una aparente larga jornada laboral. Esto trajo consigo que miles de personas quisieran saber más sobre este abuelo y así brindarle una mano amiga y poder ayudarlo económicamente.

Pero para la sorpresa de todos Francisco Sánchez ya era conocido por varios usuarios de las redes sociales quienes contaron que de alguna u otra manera le han podido brindar ayuda a panchito y pudieron asegurar que es el abuelo más tierno y honesto que podrían llegar a conocer.

Eduardo Cortés “tuve la oportunidad de conocer a este humilde abuelito y puedo quitarme el sombrero ante él debido a que es un profesional entrenador de atletas pero en vista de la situación actual por la todos estamos pasando con el covid-19 perdió su empleo y no uso su edad como un impedimento para surgir y seguir adelante”.

Eduardo y su hermano quisieron tener un gesto con el señor Francisco y le regalaron un teléfono inteligente para que pudiese realizar las entregas con más facilidad y así evitar perderse en el camino.

“El motivo de mi publicación es para de alguna manera hacer un reconocimiento a la entrega, dedicación y energía que posee este abuelo de 70 años y sobre todo por el ejemplo de lucha que nos deja”.

Todos podemos pasar por una situación difícil en nuestra vida y saber que tus buenas acciones sirven de ejemplo para los demás compensa todo, panchito agradece la ayuda brindada y está siempre dispuesto a aceptar todo lo que puedan darle.

Comparte esta publicación y déjanos tu comentario si crees que este tipo de acciones se deben hacer virales en todo el mundo.