Vladimir Putin gobernó Rusia de 2000 a 2008, luego regresó en 2012 y ha permanecido en el cargo hasta el día de hoy, lo que lo convierte en el hombre que lleva más tiempo en el poder desde que la URSS dejó de ser la URSS. Recientemente, se promulgó una ley que estipula que Putin puede seguir siendo presidente hasta 2036, que alcanzaría los 32 años de gobierno.

En la constitución rusa existía una ley que impediría que Putin participara en las elecciones de 2024 y 2030, pero a través del Parlamento se hicieron algunas correcciones a esta ley para que el número máximo de mandatos no fuera dos, como se proponía en las leyes. . . Así que ahora no tendría ningún problema para volver a ser candidato. La verdad es que es tan aceptado por la ciudadanía que no tenemos ninguna duda de que seguirá en el poder.

Básicamente, la ley no se modifica, pero se ha «matizado» la situación, ya que gracias a la reforma del Parlamento se agregó que el máximo de sexenios es de dos, pero «no es aplicable a quien ha ejercido o ejerce el poder en el momento de la entrada en vigor ”de estos cambios, y que no es otro que el presidente Vladimir Putin, cuyo último mandato sería el actual y finalizará en 2024, pero ahora tiene la opción de continuar.

Como parte de estas reformas, también se estableció que todo aquel que quiera ser presidente debe tener al menos 35 años y entre estos, haber vivido permanentemente en el país al menos 25 y, por supuesto, no tener ciudadanía ni ser residente de otro pais. Además, el presidente ahora tendrá otros poderes al frente del poder ejecutivo en Rusia y los diferentes territorios que componen esta enorme nación tienen prohibido separarse.