En la primera semana de 2019 en Colombia, se produjeron dos nuevos ataques con ácido contra mujeres que se preocupan por las autoridades. Una de las víctimas es una niña de 24 años a manos de su ex pareja y el padre de su hijo de cinco años. Otro, de 27 años, fue atacado por un vecino a causa de los celos.

María Camila Rubio, de 24 años, denunció el hostigamiento y las amenazas de su ex pareja en la oficina del fiscal luego de que ella decidió terminar la relación hace seis meses. "Le advertí que iba a matarla", dijo. el clima padre de una mujer, armando rubio.

Este hombre incluso la perseguía todos los días hasta que trabajaba en la ciudad de Puente Aranda en Bogotá. A pesar de esto, las autoridades no proporcionaron ninguna medida de seguridad. El pasado viernes 4 de enero, el agresor cumplió su misión.

Rubio regresó a su lugar de trabajo después de ir a la cafetería por un momento, cuando el padre de su hijo lo interceptó y le arrojó la sustancia a la cara. Luego se escapó y tomó un taxi. Pero después de unas cuantas cuadras, fue al parque y se tragó a un químico que inmediatamente lo mató.

El comerciante que presenció este evento vertió agua sobre la mujer y la llevó al hospital de Simón Bolívar, donde trataron sus quemaduras en partes de su cara, pecho y extremidades. "Tienen que hacer una reconstrucción del pómulo izquierdo, pero todavía tienen que esperar que sus vías respiratorias se desinflen", dijo el padre. el clima,

Otro caso fue presentado el 1 de enero en Hamundi, Valle del Cauca. La víctima fue identificada como Lina Johana Pregonero Cortez, de 27 años, quien fue atacada por el ácido de un vecino que la acusó de tratar con su esposo.

Según el informe médico, la víctima perdió el ojo izquierdo y sufrió graves lesiones en la cara y el pecho por quemaduras de segundo y tercer grado, que recibió. En otros casos, ella también fue amenazada por los agresores.

La madre de Pregonero condenó este hecho antes de que la oficina del fiscal arrestara al agresor; aunque no aceptó cargos contra él, le impusieron una medida de seguro en la cárcel.

Fuente e imagen: infobae.com