Se dice que todos nacemos con un don y un propósito ya establecido en la vida, que solo es cuestión de que logres descubrirlo y desarrollarlo para que así alcances el éxito deseado.

Tal es el caso de este pequeño niño, Marck Anthonny González Zeta de tan solo 13 años, que a pesar de su corta edad ha alcanzado el nivel de un profesional en el trabajo con la madera.

Marck es originario de Piura, Perú y su talento fue un gran descubrimiento que se llegó a conocer gracias a esta pandemia que azota al mundo, covid-19, en vista de que su familia quedó desempleada y sus ingresos se hicieron cada vez más escasos, este pequeño decidió ofrecer sus esculturas en su mayoría de vírgenes y santos y vendérselas a los vecinos de su localidad, logrando con esto generar ingresos para su hogar y además consiguió que su trabajo llegara a las redes sociales y se hiciera viral.

“Desde muy pequeño él siempre mostró un gran interés por el trabajo con la madera, sus juguetes eran un cincel y una espátula”.

Gracias a su gran talento el alcalde de dicha comunidad, Alfredo Rengido, se contactó con esta familia para ofrecerle ayuda y para darles la grata sorpresa de que su hijo Marck era merecedor de un beca en la prestigiosa universidad de Bellas Artes de Perú.

“Haber conseguido una beca en el instituto de bellas artes es un sueño para mi, de verdad nunca imagine poder estudiar en una universidad como esa  y más haciendo lo que me apasiona”.

Lamentablemente la educación es un lujo que no todos se pueden permitir en la mayoría de los países latinos.

A su corta edad este niño está cambiando la historia de su familia y gracias a su don se está abriendo paso en el campo de las esculturas.

Tanto así que se le pidió hiciera una réplica exacta de Él señor cautivo de Ayabaca, que por sus grandes detalles se consideró en un principio delegar este trabajo a los escultores del país vecino, Ecuador, ya que son considerados los mejores para retratar figuras religiosas.

Hasta que Marck fue conocido y se catapultó al estrellato.

“Ya en mis planes estaba realizar este trabajo porque tiene muchos detalles delicados y yo sabia que seria un gran desafío para mí, pero lo logre y me siento muy satisfecho”.

Comparte esta publicación y deja tu comentario sobre el gran don que tiene este pequeño en sus manos para realizar tan hermosos trabajos.