Mujer transgénero forma parte de la policía y nos cuenta su gran lucha

Para la gran comunidad LGTBI la lucha incansable de la hoy reconocida legalmente Andrea Cortés Guarín es un ejemplo a seguir, por no rendirse y demostrarle al mundo que no importa cuál sea tu condición o inclinación sexual siempre y cuando tus premisas sean el respeto hacia los demás.
Este movimiento mundial ha logrado muchos avances a nivel social y sobre todo cultural ya que hoy en día tienen un respaldo legal muchas actuaciones que antes parecían imposibles como la aprobación de la adopción y matrimonios entre personas del mismo sexo.

La historia de Andrea Guarín marcó un precedente para toda Colombia al convertirse en la primera mujer trans en formar parte de una institución pública como lo es la policía de este país.

“Mi condición no es un impedimento para garantizar él orden y los derechos de los ciudadanos”.

“Desde siempre supe muy dentro de mi que era una mujer atrapada en el cuerpo de un hombre”.

Andre Guarín nació siendo hombre y fue bautizado con el nombre de Fabio Cortés. Su madre Jackeline comenta que “al pasar de los años todos se daban cuenta de que Fabio era muy amanerado, yo dentro de mí siempre supe quien era él realmente”.

El apoyo de su madre fue el motor que motivó a Andrea a aceptarse como lo que realmente era.

“Mi mamá es una mujer luchadora y honrada, tanto a mis hermanas como a mí siempre nos inculcó perseguir nuestros sueños pero siempre teniendo como base el respeto hacia los demás”.

Durante largos años Andrea sufrió el maltrato de muchas personas que no la aceptaban, a los 18 años de edad cumplió el servicio militar en su país aun siendo hombre. Durante ese año descubrió que su vocación era ser policía y comienza a formarse dentro de dicha institución y además con un tratamiento hormonal.
“Cuando yo entré a la academia policial todos mis compañeros e instructores sabían que yo era homosexual, todos siempre me mostraron respeto”.

“En el 2016 logre graduarme pero siendo hombre y con el nombre de Fabio”

Lo que abrió paso a un largo camino para conseguir que fuese aceptada con su nuevo nombre y sexo en dicha institución “Regularizar mi documentación no fuese sido posible sin la ayuda de mi abogada”.

Diana Navarro Sanjuán es una reconocida defensora de los derechos de la comunidad LGBTI y fue la encargada de presentar ante el Tribunal Superior una tutela ampliamente detallada donde exige el derecho al libre desarrollo de la personalidad y que Andrea fuese aceptada como persona jurídica y pudiese desenvolverse sin ningún tipo de limitante en sociedad.

Después de años de lucha Andrea Cortés Guarín es reconocida legalmente como un miembro de la policía de Colombia y es modelo a seguir de muchos.

Comparte esta publicación y cuéntanos si estas de acuerdo con la legalización e igualdad de derechos para la comunidad LGBTI