En la provincia de Henan, China, una escuela se encuentra al costado de una carretera muy transitada, lo que pone en riesgo a estudiantes y maestros cada vez que tienen que cruzar para llegar a clase. Una mujer llamada Meng decidió entonces actuar y buscar una solución a este problema, ya que sus hijos asisten a esta institución y ella no quería que les pasara un accidente.

La escuela está ubicada justo al costado de la carretera, por lo que no hay semáforos para detener a los vehículos a velocidad excesiva. Además, en el momento de la entrada hay una mayor afluencia de coches. Para empeorar las cosas, cuando llueve, se llena de barro y agua, lo que, según Meng, le causó problemas a su hijo al mojarse los pies durante varias horas.

Se veía patético. Los pies de mi hijo se pusieron blancos porque estaban empapados en agua.

-Meng

Para poner fin al problema de una vez por todas, Meng se puso en contacto con las autoridades locales, que reanudaron el trabajo, que fue totalmente financiado por ella. Esta mujer invirtió $ 150,000 para que esto sucediera. Ahora todo el vecindario usa este puente y los padres pueden estar seguros de que sus hijos llegarán a la escuela de manera segura.

Solo hice lo que podía pagar. No puede llevarse el dinero después de su muerte, y no necesito dejar demasiado dinero para mi hijo. Lo llamaré Puente de la Sabiduría. Los estudiantes que cruzan el puente pueden volverse cada vez más sabios.

Meng ha sido entrevistado por los medios locales, pero no quiere publicidad. De hecho, comentó que no le dijo a su hijo que ella pagó por el puente, para que no vaya a presumir de eso en la escuela, ya que el objetivo solo es mejorar las condiciones de la escuela y de todos los que estudian y trabajan en ella. Sin duda, un gran ejemplo de que siempre podemos ayudar y no esperar a que alguien más lo haga.