La batalla entre madres e hijos para hacerlos más limpios y ordenados seguramente se remonta a siglos y continúa hasta nuestros días, sin que exista una solución definitiva. Sin embargo, las mamás hacen todo lo posible para mantener limpias sus pequeñas habitaciones, ya sea mediante regaños, castigos o acciones muy creativas para mejorar el comportamiento de sus hijos.

Muchas madres están hartas de reprender constantemente a sus hijos y de volver a encontrar juguetes, basura, comida e incluso ropa interior tirada por todos lados, por eso a través de la página de Mum Junkie en Facebook, compartieron esta estrategia que consiste en utilizar el famoso «¿Estás bromeando? ? » en una hoja de papel colocada al lado de donde está el defecto. Al menos así, las palabras se guardan en todo momento para que sus hijos presten atención.

No es fácil educar a un niño, pero lo principal es mantener la calma y tratar de empatizar con él en todo momento, porque siendo pequeño es natural que esté más ocupado jugando y explorando que limpiando. Para ellos no es tan importante que la casa esté ordenada como lo es para un adulto, por lo que primero debes adentrarte en su mundo y no desesperar, ya que termina en regaños y palabras que pueden ser hirientes.

Según los expertos, debes involucrar a tus hijos en las actividades familiares y asignarles gradualmente tareas que serán de su responsabilidad, dada su edad, no los agobiarás con tareas demasiado complicadas o que los pongan en peligro. Además, tienes que ser tú quien les enseñe cómo hacerlo, por lo que la paciencia es la clave para establecer una relación cordial con ellos y para que aprendan que ellos también tienen que trabajar juntos para que todo funcione bien en casa.

Este método hizo que cientos de personas reaccionaran y comentaran en redes sociales que lo pondrán en práctica, pues este mensaje con el meme puede incluso ser divertido y para los niños no será tan difícil ponerse a limpiar, aunque debes recordar que lo que es mejor funcion el ejemplo, así que si tú dejas tu ropa tirada por todas partes, si no recoges la basura o si no levantas de la mesa ni el plato en el que comes, entonces será muy difícil que le puedas s’essñar a tu pequeño a ser limpio y organizado.