En Apaseo el Grande, Guanajuato, México, se encuentra la maestra Nallely Esparza Flores, quien conmovió a todos al viajar todos los días en una camioneta a la que adaptó una pequeña mesa para dar lecciones personalizadas a sus alumnos que no tienen la posibilidad de acceder virtual cursos por sus precarias condiciones económicas, lo que la convirtió en un buen ejemplo y que ahora tiene su recompensa.

La maestra Nay, como la llaman, se ganó el respeto de todos al demostrar que siempre se puede hacer algo más cuando se tiene la vocación y las ganas de ayudar, porque ella no se quedó quieta. Ante la incapacidad de sus alumnos de recibir una educación Debido a que no tienen conexión a Internet y el dispositivo necesario, se puso manos a la obra para no dejarlos sin lecciones.

Este compromiso, que también es conmovedor, ha tenido una recompensa, porque como ya se ha convertido en un hermoso hábito, las redes sociales se convierten en un escaparate de buenas obras y hay quienes tienen la oportunidad de premiarlas y animarlas. La historia de la maestra Nay no fue una excepción y ahora tiene una camioneta nueva.

Le noble travail de l’enseignante a atteint la société Nissan, qui a décidé de la soutenir avec un camion NP300, auquel ils ont adapté une belle salle de classe mobile afin qu’elle puisse continuer ses cours de manière plus confortable pour elle et ses alumnos. Además, puede hacer que su visita sea más segura en un vehículo nuevo.

Cuando nos enteramos del trabajo de este maestro, nos reunimos para averiguar cómo podíamos contribuir a este noble trabajo. Decidimos apoyar este proyecto y qué mejor manera de hacerlo que equipando a Nallely con una camioneta NP300 especialmente diseñada para ella con un aula móvil.

-Armando Ávila, Vicepresidente de Fabricación de Nissan México

Estoy muy agradecido con Nissan, no esperaba esta sorpresa. Mis alumnos ya no tendrán que tomar lecciones bajo la luz solar directa. Me tomó casi 4 horas al día recorrer todas las casas para seguir las obras. La idea nació porque mis alumnos no tienen Internet en casa y la comunicación entre ellos era difícil. Decidí ir de casa en casa enseñándoles en la caja de mi camioneta con mesa y sillas.

-Maitre Nay

Ahora cuenta con el equipamiento para sustentar los protocolos de salud y continuar la noble labor de educar a quienes no tienen las mismas oportunidades. Además, nos muestra que cuando hay voluntad se pueden sumar esfuerzos para lograr mejores cosas. Vemos aquí el trabajo del docente, la solidaridad de la empresa y que cuando usamos las redes sociales correctamente los resultados son increíbles.