Matthew y Ben Horton llevaron su amor por los videojuegos un paso más allá, porque no solo se dispusieron a jugar durante horas, sino que también aprendieron a crear los suyos propios. A pesar de las críticas, lograron un gran éxito e incluso saldaron la hipoteca de sus padres, por lo que se ganaron el respeto de sus padres, amigos y quienes anteriormente los criticaron y les dijeron que jugando, nunca iban a lograr nada.

A los 13 años, estos gemelos hicieron su primer videojuego en la plataforma Roblox, y ahora a los 20, ganan mucho más que el trabajador promedio en Norfolk, Reino Unido. De hecho, cada año generan ingresos de $ 132.000 cada uno, con los que pudieron saldar la hipoteca de la casa de sus padres, además de pagar la universidad de sus hermanos.

Paseo en bote Fue su primer juego exitoso y desde entonces sus ingresos se han multiplicado, además, venden artículos que mejoran la experiencia de juego, lo que les da una ganancia adicional de $ 9 por día. Se han demostrado verdaderos emprendedores, así como grandes hijos y hermanos, porque ponen su creatividad al servicio de la familia.

Cuando empezamos teníamos 13 años, trabajábamos de 9 a 5 durante las vacaciones de Navidad. Solo estábamos ganando alrededor de $ 1.5 por semana, por lo que $ 9 era mucho: ¡compramos alrededor de 5000 malvaviscos!

-Ben

Su próximo paso es mudarse a los Estados Unidos para comenzar su propia compañía de videojuegos y saltar a las grandes ligas de una de las industrias más rentables, con ganancias de más de $ 120 mil millones al año, c es por eso que este dúo creativo quiere tener una porción más grande de este pastel y seguir creciendo, mientras ayuda a sus seres queridos.