Si vieras a alguien con lentes oscuros por la noche, probablemente pensarías que solo quieren atención. Pero con este nuevo invento, tal vez usar anteojos en la oscuridad se convierta en algo común e incluso útil.

Creemos que solo las personas con trabajos muy específicos, como soldados o guardias de seguridad, necesitan gafas de visión nocturna. Pero los científicos acaban de hacer que «ver de noche» sea accesible para todos mediante el uso de este nuevo material de nanotecnología que se puede adherir a cualquier par de gafas ordinarias.

En 2016, un equipo internacional de científicos logró crear un nanocristal sobre una superficie transparente y finalmente logró colocarlos y organizarlos en una especie de mica muy ligera para transformar la luz ultravioleta en una imagen visible. La Dra. Rocío Camacho Morales de la Universidad de Australia dice que han hecho «visible» lo invisible.

Nuestra tecnología convierte la luz infrarroja, normalmente invisible para el ojo humano, en imágenes que cualquiera puede ver a cualquier distancia. Lo que hicimos fue hacer una película delgada de cristales cortados a nanoescala que son cientos de veces más delgados que un cabello humano. Aplicadas a gafas normales, como si de un filtro se tratase, permiten ver en la oscuridad.

– Rocío Camacho Morales

Actualmente, la tecnología necesaria para tener gafas de visión nocturna es cara y requiere congelación criogénica. Este nuevo material funciona a temperatura ambiente y es más económico de producir.

La luz infrarroja atraviesa este material nanocristalizado y cuando se mezcla con una bomba de luz láser, se convierte en una imagen visible para el ojo humano. Aunque hay que aplicarles luz, como con un puntero láser, es increíblemente más simple y más compacto que cualquier dispositivo de visión nocturna moderno.

Esta invención fue creada por una colaboración de expertos de la Universidad Nacional de Australia, el Centro de Excelencia ARC en Sistemas Metaópticos Transformadores, la Universidad de Nueva Gales del Sur y la Universidad de Nottingham Trent. Todos los científicos coinciden en que es la primera vez que la luz infrarroja se convierte en imágenes visibles.

El nuevo material se encuentra en la fase de prueba de concepto. Sin embargo, se cree que podría ser de gran utilidad para quienes realizan su trabajo de noche, tanto guardias de seguridad como personas que reparan electrodomésticos u operadores de vehículos.

Cuando salimos durante el día se ha vuelto bastante normal que usemos anteojos oscuros para proteger nuestros ojos de los rayos del sol y ahora con estos nanocristales podría ser más común usar anteojos por la noche para tener visión infrarroja.