Poco a poco se nos acabó el agua potable, que es un problema muy grave porque es la base de la vida. En los mares y océanos hay una cantidad enorme, pero no podemos consumirlo porque es salado. Recientemente, algunos investigadores han desarrollado un filtro que utiliza energía solar para transformar este vital líquido en agua dulce.

El estudio fue publicado en la revista Sostenibilidad de la naturaleza donde se aseguran de que este filtro pueda convertir agua salada en agua dulce en grandes cantidades por día. El filtro genera un proceso de adsorción para eliminar las sales y luego se expone al sol para que se regenere y listo, puedes beber el agua sin ningún problema, convirtiéndolo en un mecanismo rápido, funcional y duradero.

Los materiales sensibles a la luz con alta capacidad de adsorción y regenerabilidad causada por la luz solar tienen una gran demanda para sus procesos de separación industrial económicos y ecológicos. Aquí presentamos una estructura organometálica funcionalizada (MOF) con poli (acrilato de espiropirano) (PSP) como adsorbente iónico regenerable a la luz del sol para la desalinización de agua sostenible.

En condiciones de oscuridad, el isómero bipolar adsorbe rápidamente varios cationes y aniones del agua en 30 minutos, con altas cargas de adsorción de iones de hasta 2,88 mmol g-1 de NaCl. Con la luz solar, el isómero neutro libera rápidamente estas sales adsorbidas en 4 minutos. Los experimentos de desalinización de una sola columna han demostrado que PSP-MOF funciona eficazmente para la desalinización de agua.

-Resumen de la investigación

Este filtro puede ser el inicio de nuevos mecanismos que garanticen la existencia del agua potable y permitan su canalización hacia zonas que, a partir de ese momento, ya enfrentan serios problemas de escasez, porque hay que recordarlo. que solo el 2.5% del agua en el mundo es dulce mientras que el 97.5% es salada, este tipo de esfuerzo es de gran ayuda para seguir contando con este recurso.