El objetivo de la tecnología es hacer la vida más fácil y más agradable, y un grupo de genios argentinos finalmente ha creado la máquina que todos los hombres del mundo quieren.

¡Marcos Condomí, Nicolás Kolliker y Santiago Schmidt, con la ayuda de Luciano Cismondi y Pablo Di Lorenzo, se pusieron a trabajar para construir un dispositivo que enfríe las latas de cerveza en solo 30 segundos! Adiós para recalentar siempre las cervezas y tener que esperar hasta que estén bien congeladas para disfrutarlas.

La máquina que crearon es un tipo de microondas que en lugar de calentar se enfría, y utiliza inteligencia artificial combinada con modelos matemáticos para tener una mayor precisión al bajar de la temperatura de una lata. 25 grados pueden disminuir a 3 grados en medio minuto. Schmidt y sus amigos están más que orgullosos de su éxito.

La máquina enfría latas de 350 ml en 30 segundos, un paso importante. Aunque actualmente hay equipos que realizan estos procesos de refrigeración, se tarda 8 minutos en enfriar una botella de vidrio y con ciertas limitaciones, ya que no se puede poner una botella detrás de la otra.

https://platform.twitter.com/widgets.js

Este invento que todos necesitamos comenzó como un proyecto escolar cuando Marcos, Nicolás y Santiago estaban en la carrera de administración de empresas del Centro de Estudios Macroeconómicos en Argentina. En una de sus asignaturas, se les pidió que presentaran un producto innovador.

Estos amigos pensaron en una máquina que enfriara las bebidas lo más rápido posible; Los profesores universitarios vieron que el proyecto tenía potencial y los alentaron a darse cuenta. Fue entonces cuando se pusieron en contacto con Luciano y Pablo, los ingenieros que se ocuparon de los aspectos técnicos de este refrigerador.

Después del éxito del primer prototipo, este grupo de amigos tardó cinco años en crear una versión nueva, más sofisticada y atractiva, llamada Chill It, que podría comercializarse. Según Pablo, su invento tiene muchas ventajas y sería genial si hubiera uno en bares, restaurantes y centros comerciales.

Un Chill It en un quiosco, por ejemplo. El equipo recopila todas las características de la bebida en tiempo real, en particular bajo cuatro aspectos fundamentales para las empresas que las comercializan: temperatura de entrada, caudal, tipo de bebida y cuándo la consume. Nuestra máquina hoy tiene una variación de +/- 1 grado. Pones una caja en el dispositivo y puede salir entre 2 y 4 grados.

Sin duda, el desarrollo de la tecnología está en marcha y cada día tenemos nuevos inventos que resuelven los problemas cotidianos que todos tenemos, como no poder probar una cerveza fría.

Estos argentinos merecen un aplauso por su genio, y por supuesto esperamos que pronto Enfriarlo Llegar a todos los rincones del mundo donde hay un hombre que necesita enfriar su bebida.