A veces los amigos hacen cosas que nos exponen, pero no es con mala intención, porque siempre tienen en cuenta nuestro bien, son solo cosas que pasan, como lo que le pasó a un traficante de drogas y armas en Brasil, que ya se sentía salvado. , pero su cachorro lo denunció inadvertidamente a la policía.

Una llamada anónima alertó a la policía en Valle de Araguaia, Brasil, que había un hombre cerca de su casa que vendía drogas y armas. Los agentes respondieron a la llamada y verificaron la dirección que les había dado el denunciante. El presunto delincuente vivía con un simpático cachorro de Pinscher alemán, sin saber que su mejor amigo se enteraría.

La policía permaneció en la casa durante mucho tiempo, pero luego de una búsqueda exhaustiva, no encontraron nada que incriminara al traficante. De hecho, estaban a punto de salir del lugar cuando se dieron cuenta de que el cachorro había comenzado a cavar en un rincón del patio lo cual les llamó la atención, por lo que terminaron de cavar y encontraron tanto drogas como armas.

El criminal estaba a punto de salirse con la suya, pero su amigo ayudó a la policía y ahora este tipo y otras tres personas involucradas se lo están pasando muy bien en la cárcel. La policía también se llevó al cachorro para que no se quedara solo en la casa, ya que su compañero humano seguramente tardará algún tiempo en regresar. Quién sabe, tal vez estén considerando traerlo a la policía porque es bueno en el trabajo.