Un hombre de Michigan que compartió su peso en línea perdió más de 160 kilos, con la ayuda de los culturistas que solía molestar en internet.

Jesse Shand, de 28 años, comparte que se enfocó durante un tiempo a ‘trollear‘ a los aficionados al fitness en línea desde la seguridad de la casa de su madre para sentirse mejor con su enorme aumento de peso, que alcanzó los 290 kilos.

Después de hacer que Shand compartiera una foto de sí mismo, los entrenadores, de los que se burlaba, le compartieron consejos sobre cómo deshacerse de su peso.

“Dije que estaba demasiado gordo para hacer ejercicio, pero dijeron que podía sentarme en mi silla y dejarme caer para perder peso”, dijo Shand a Barcroft Tv. “Así que eso es lo que hice, fue mi primer entrenamiento y cuando terminé estaba cansado y sudado, pero funcionó”.

Shand, que quiere bajar unos 8 kilos más, y está tratando de recaudar fondos para la cirugía de 20.000 dólares para eliminar su piel flácida. Comenzó a ganar peso debido a que se sentó frente a la computadora todo el día después de que su padre murió cuando era un niño. Se sentaba diariamente para meterse a internet para “reírse y sentirse mejor con mi situación”. Comenta

“Mi vida comenzó a cambiar después de trolear a los culturistas”, agregó. “Tenía cientos de excusas, pero no aceptarán ninguna“.

Ahora va al gimnasio cinco días a la semana y ha eliminado por completo toda la comida rápida. Su mayor apoyo es su madre, a quien le preocupaba que volviera a casa y lo encontrara muerto en el sofá.

“Pensé que moriría muy joven. No pensé que tuviera mucho más tiempo cuando comenzó a tratar de perder peso “, dijo Coreen Rosenogle, de 56 años, madre de Shand.” Ahora me siento absolutamente fantástico y ya no me preocupo “.

¿Tú qué piensas de la transformación de Shad? ¡Cuéntanos en los comentarios! Comparte esta nota para que la historia de Shad inspire a todos los que buscan bajar de peso y puedan ver que con disciplina y dedicación todo se puede lograr.