El legado que nos dejó el actor principal de Pantera negra Continuará con nosotros durante mucho tiempo y para reconocer su trabajo, esfuerzo y dedicación, ahora Chadwick Boseman tiene una escuela que lleva su nombre.

Antes de ser el prestigioso actor que todos admiramos por su participación como T’Challa en el Marvel Cinematic Universe o sus papeles como James Brown en El rey del alma y Jackie Robinson en 42, Boseman era estudiante de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Howard. Terminó su carrera en 2000 y ahora su alma mater le rindió un merecido homenaje.

Cuando Chadwick era estudiante, su escuela de Washington DC era parte de la Facultad de Artes y Ciencias de la misma universidad, pero él y otros estudiantes protestaron para dar independencia a su escuela.

En 2018, Chadwick ya era una estrella de cine reconocida y regresó a la Universidad de Howard como conferencista de nivel de entrada. Junto con el rector de la universidad, Wayne AI Frederick, anunciaron que la facultad sería restaurada con autonomía y que la actriz Phylicia Rashad sería la decana a cargo.

Para agradecer y honrar sus esfuerzos, la universidad decidió nombrar esta universidad en honor a Chadwick Boseman. Su familia hizo el anuncio en la cuenta oficial de Twitter del actor fallecido. También publicaron un conmovedor mensaje de agradecimiento.

Chad luchó para preservar la Facultad de Bellas Artes cuando se inscribió en Howard y permaneció dedicado al combate a lo largo de su carrera, y le encantaría ese desarrollo. Su tiempo en la Universidad de Howard ayudó a moldear tanto al hombre como al artista en el que se convirtió, comprometido con la verdad, la integridad y la determinación de transformar el mundo a través del poder de la narración. Confiamos en que, bajo el liderazgo dinámico de su ex maestra y mentora, la indomable Phylicia Rashad, el Chadwick A. Boseman College of Fine Arts inspirará a los estudiosos artísticos de muchas generaciones.

Este nuevo Colegio de Bellas Artes Chadwick A. Boseman contará con el apoyo de la Fundación Chadwick Boseman. Además, el CEO de Disney, Bob Iger, se unió al esfuerzo y prometió una donación financiera, así como un nuevo edificio para sus estudiantes y maestros.

Chad fue un verdadero guerrero que luchó por avanzar y ayudar a los necesitados. Fue un héroe en la vida real y ahora su nombre seguirá iluminando a las próximas generaciones. ¡Que el lema de esta nueva facultad sea Wakanda y Boseman Forever!