La superpoblación y la explotación del medio ambiente han tenido graves consecuencias en nuestra atmósfera. Además, existen varias teorías que afirman que el planeta Tierra tiene un gran daño en su estructura por estas mismas razones.

Cependant, cela peut être surmonté avec certaines déclarations faites par la NASA par le biais de l’Université de Chicago, dans lesquelles il a été révélé que notre planète est beaucoup plus verte qu’il y a 20 ans, car certaines études ont été effectuées sobre el tema.

https://platform.twitter.com/widgets.js

De hecho, la propia NASA ha señalado que este cambio es posible gracias a los ambiciosos programas de plantación de árboles propuestos por China, además de la agricultura. Para proporcionar esta información se utilizó el instrumento de medición MODIS de la NASA, que orbita el planeta Tierra y está compuesto por dos satélites de altísima precisión y resolución.

Con esta noticia, cualquier teoría apocalíptica podría desvanecerse así como la incertidumbre de toda la humanidad con respecto al fin de los tiempos. Según Chi Chen, autor principal de este estudio, los instrumentos de medición revelaron que de 2000 a 2019, el espacio verde del planeta aumentó en un 5%, lo que equivale a un aumento de dos millones de millas cuadradas, así que sí, es un hecho que la reforestación ha aumentado en las últimas dos décadas.

China e India representan un tercio del enverdecimiento, pero contienen solo el 9 por ciento de la superficie terrestre cubierta de vegetación.

– Chi Chen

Esta reforestación tiene un mayor impacto en las regiones de India y China, pero también existen otros programas para evitar que el planeta sea deforestado con fines agrícolas. Además, los países de la Unión Europea muestran mejoras en este ámbito.

Los países que han sufrido las mayores pérdidas en términos de espacios verdes son Brasil, Indonesia y la República del Congo. Esta situación contrasta con los porcentajes de crecimiento observados en la Unión Europea con 6%, Rusia y Australia con 3, Canadá con 5%, Estados Unidos con 2,5 y México con 2,4.

Lo cierto es que este es un avance sorprendente considerando los daños al planeta que ya se conocían y que ha sido objeto de numerosos estudios y programas. Al final, todo indica que todo está empezando a ver resultados positivos.

La expansión de los bosques y la vegetación contribuye significativamente a reducir los efectos de la erosión del suelo, el cambio climático y la contaminación del aire. Además, como es evidente, el ser humano es la influencia directa de lo que le puede pasar al planeta.

Estos maravillosos resultados son literalmente un respiro para el planeta y todos sus habitantes, y ahora serán una excelente herramienta para que los científicos hagan mejores predicciones de los sistemas terrestres. Y, por supuesto, los países también podrán tomar mejores decisiones para actuar en consecuencia.