Se han realizado muchos cambios en aras de las referencias raciales, desde el fútbol americano hasta varias marcas que han cambiado su logo e imagen, como Aunt Jemima, la marca de panqueques la más popular del mundo, la protesta contra la muerte de George Floyd, ha decidido emprender el camino de la transformación y dejar atrás el pasado racista.

La marca se estableció en 1893 y su nombre fue tomado de una canción cantada por esclavos en los Estados Unidos. Además, Nancy Green, quien fue contratada para ser el rostro de estos productos, era esclava y pasó a actuar como trabajadora doméstica de una familia blanca, perpetuando el estereotipo hacia los afroamericanos.

Reconocemos que los orígenes de la tía Jemima se basan en un estereotipo racial. Si bien se han invertido años de trabajo en actualizar la marca de manera adecuada y respetuosa, sabemos que estos cambios no son suficientes.

– Declaración de Quaker Oats, junio de 2020

Aunque en un principio se dijo que la empresa sacaría de circulación este producto, se dieron cuenta de que sería un error porque tienen un alto nivel de ventas. Por esta razón, optaron por cambiar el nombre a Pearl Milling Company. Además, desde el año pasado, han entregado cinco millones de dólares para apoyar a la comunidad afroamericana y un millón más para «empoderar» a las mujeres de esta comunidad.

De esta manera, llega a su fin más de un siglo de historia y comienza otro más en sintonía con la actualidad en el que busca acabar de una vez por todas con el odio basado en estereotipos raciales. Veremos cómo les va con su nuevo nombre, aunque mientras los productos sigan siendo de calidad, los consumidores seguirán comprándolos.