La triatleta nacional Bárbara Riveros, una vez más, demostró que fue una de las atletas más grandes de la historia, ganando el IronMan 70.3 de Pucón por quinta vez consecutiva.

El "Chicka", como se le llama, logró su quinto triunfo con un tiempo de 4 horas y 30 minutos. La estadounidense Alicia Kaye completó el podio y Macarena Salazar, una chilena que, después de alcanzar la meta, fue muy bien recibida por sus competidores.

Después de la carrera, Bárbara Riveros dijo que estaba muy feliz con lo que había logrado. "Estoy muy contento de ver la gloria de mi país y de mi gente, muy agradecido por el apoyo de la gente, estoy muy emocionado", dijo en declaraciones recopiladas por la radio.

Mientras tanto, entre los hombres, Santiago Ascenco fue coronado ganador. El brasileño tuvo un excelente desempeño en la carrera, llegando al final de la carrera en 3 horas y 59 minutos.