Creemos que para las estrellas de Hollywood, no hay puerta que se les cierre. Sin embargo, a Adam Sandler le dijeron que no había lugar en un restaurante, pero lo más relevante fue que no se puso pesado ni presionó para que una mesa fuera una de las estrellas más populares del mundo, pero que amablemente aceptó. y salió del lugar.

El actor llegó al restaurante IHOP, el cual es popular por sus desayunos, razón por la cual no había mesas disponibles en ese momento, por lo que Dayanna Rodas, una mesera, le dijo que debía esperar media hora para ser liberado y poder. para servirte. La verdad es que todo el mundo esperaría que Adam Sandler les dijera quién es e inmediatamente le consiguiera un lugar. Sin embargo, como cliente habitual, prefirió retirarse.

Después de ver las cámaras de seguridad, Dayanna se dio cuenta de que era Adam Sandler, por lo que contó la historia a través de TikTok, donde apareció con la cara pintada de payaso. Además, aprovechó para pedirle al actor que «regrese por favor», lo que de inmediato se volvió viral. Espero que un día de estos pueda tener una mesa y acomodar a la gran estrella de la comedia.

En las redes sociales, elogiaron la actitud de Sandler, como sabemos por muchas celebridades que, según los informes, causaron un escándalo por algo como esto. Sin embargo, es bien sabido que este actor intenta vivir como una persona normal y es una constante verlo en los restaurantes de su barrio sin pedir un trato especial, lo que le ha ganado el cariño de millones de seguidores, desde entonces. de comportamiento en una estrella grande no es común. Ojalá fueran todos.