Hombre derriba la pared de su sótano y encuentra una ciudad subterránea que albergó 20 mil personas

0
74

A 29 kilómetros al sur de Nevşehir se encuentra una ciudad que por mucho tiempo permaneció escondida de la sociedad pero que en su momento albergó a miles de personas. Actualmente es una atracción turística pero su valor histórico tiene un trasfondo muy interesante.

Derinkuyu significa «pozo profundo» y su nombre tiene relación a los múltiples niveles subterráneos que tienen el sitio. Jenofonte, un militar e historiador menciona en sus relatos que los habitantes de Anatolia excavaron sus casas bajo tierra y vivían ahí con su familia, animales domésticos y suministros.

Por mucho tiempo, los habitantes de la zona excavaron en lugar de erigir para hacer una ciudad que pudiera servir como refugio debido a las frecuentes invasiones a Capadocia.

No fue hasta varios siglos después que casi por accidente, un hombre de la misma provincia la descubrió luego de derribar una pared de su sótano, primero encontró un túnel que llevaba a otros y luego de informar a las autoridades, la primera excavación arqueológica moderna comenzó en 1963.

Hasta el momento solo han llegado a cuarenta metros de profundidad, revelando unos 18 a 20 niveles, aunque por seguridad solo es posible visitar los ocho niveles superiores.

Lo más interesante es que se pudo determinar que además de ser el hogar de casi 20 mil personas, pudieron construir capillas, escuelas y establos.

Las obras para la creación de la ciudad pudieron haber comenzando entre los siglos 8 o 7 a.C. de acuerdo a los arqueólogos del Departamento de Cultura de Turquía. Lo más seguro es que la ciudad haya sido abandonada por los problemas políticos.

Alrededor de los años 395 d.C a 1453 d.C, Derinkuyu alcanzó su periodo de apogeo y hubo un aumento en túneles, cámaras y habitaciones que cubrieron 445 kilómetros cuadrados, además pudieron agregar pozos de ventilación y canales de agua.

Quienes vivían en niveles inferiores tenían el «poder» de cortar el suministro de agua a los niveles superiores y terrestres, esto para evitar que los enemigos envenenaran la ciudad, aunado a esa estrategia, también podían bloquear desde el interior las puertas.

La ciudad subterránea de Derinkuyu y su vecina Kaymaklı forman parte del conjunto Parque Nacional de Göreme y sitios rupestres de Capadocia elegido por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad en el año 1985.

La entrada Hombre derriba la pared de su sótano y encuentra una ciudad subterránea que albergó 20 mil personas se publicó primero en Porque no se me ocurrio.