Grifón de Bruselas: la raza de perros que está ganando popularidad por parecer un Gremlin

0
36

Un perro con pelaje salvaje y un ceño fruncido permanente ha convencido a la gente de que Gizmo de Gremlins es real.

Con los ojos muy abiertos y una mirada constante de disgusto, la raza «Brussels Griffon» (O ‘Grifón’ de Bruselas) ha ganado la atención mundial gracias a su parecido con el personaje ficticio de la clásica película de culto.

Un ejemplo de su popularidad, son los perritos Penelope, Proshka,Tati, Ruby, que han acumulado 16.000 Instagram seguidores gracias a su sorprendente buena apariencia, con muchas bromas de que su dueño debe haberlo «alimentado después de la medianoche».

Interesante Raza

La película de Gremlins, escrita por Chirs Columbus y dirigida por Joe Dante, es una comedia de terror estadounidense que se basa en leyendas sobre criaturas traviesas que causan caos cuando no se les cuida adecuadamente: los ‘mogwai’.

Inclinando la balanza a no más de 5 kilos, este perro, que parece un juguete de carácter complejo, tiene suficiente personalidad para 10 perros ordinarios. Un compañero sensible para los adultos más exigentes, el Grifón de Bruselas es inteligente, devoto y cómicamente engreído.

Tiene una mirada a sus grandes ojos humanos y te enamorarás. Los Grifones vienen en cuatro colores rojo, negro y marrón rojizo (llamado belge), negro y tostado, y negro y en capas lisas (como un Pug) o ásperas (como un Schnauzer). Su hocico y bigotes negros les valieron el apodo de «perros barbudos» en las antiguas canciones populares. Los grandes ojos negros del Griff, descritos como «casi humanos», junto con una barba con flecos y un bigote que cubre su hocico corto, le dan el aire de un filósofo griego

No solo se ha comparado a estos perros con Gizmo de Gremlins, sino también con Chewbacca, Wookie, el Grinch o hasta Gandalf. El Grifón de Bruselas es detenido junto con sus dueños constantemente por otros que desean conocer su raza, pero se dice que ama la atención a pesar de que su rostro gruñón insinúa lo contrario.

Originalmente criados para cazar y matar ratas y ratones, los Grifones de Bruselas son fácilmente reconocibles por su aspecto distintivo.