Muchas personas tienen miedo de alcanzar una edad muy avanzada, pero si logras tener más de 100 años lo mejor que puedas y continúas haciendo lo que más disfrutas, entonces esto puede ser increíble.

George Jedenoff es uno de esos casos, porque con más de un siglo de vida, todavía va a las montañas para practicar su mayor pasión: esquiar.

Ha practicado este deporte durante 60 años, lo que lo convierte en el esquiador más viejo. A los 42 años, la compañía en la que trabajaba lo transfirió a Utah, en los Estados Unidos.

Al verse rodeado de montañas cubiertas de nieve, decidió probar una nueva experiencia, ya que en realidad no se consideraba un fanático de este entorno o de este deporte, solo quería darle un nuevo aire a su actividad diaria.

https://platform.twitter.com/widgets.js

Durante más de 60 años, ha estado esquiando casi todos los días, porque George considera que nunca hay un mal día para no hacerlo, porque si hay más o menos nieve , son solo circunstancias diferentes las que lo hacen más divertido.

El secreto es saber manejar en todo tipo de nieve y en todas las condiciones. No tiene que sentarse y esperar para quejarse de buena nieve. Aprende a esquiar en todo tipo de condiciones y siempre lo disfrutarás.

—George Jedenoff

Este hombre se ha convertido en un ejemplo de vida, ha pasado un siglo y continúa con una enorme vitalidad que incluso muchos jóvenes envidian.

Al igual que los deportes, también tiene su secreto para toda la vida.

Siempre sé amable con los demás. Considere las cosas bellas de la vida y no permita que las cosas negativas eclipsen a las positivas. Y sobre todo, nunca te rindas.

—George Jedenoff

Ahí tienes.