¿Las personas que tienen animales felinos saben muy bien que estos amigos peludos suelen estar fuera por unos días y regresan con una nueva sorpresa como un ratón cazado, un pájaro que atrapó o una deuda?

Al tener un gato por si ya se espera que haya un montón de cosas rotas, rastros de su pelaje por todas partes, pero también diversión con sus extraños gestos y peculiar comportamiento. La novedad en este caso fue que el dueño de este felino tuvo que pagar los platos rotos, o más bien el pescado que comió su animal.

En la ciudad de Chang Phueak, Tailandia, este “michi” ya había estado ausente durante tres días y justo cuando se estaba preocupando por no volver, reapareció en el jardín. Estaba a salvo, pero alrededor del cuello llevaba algo diferente: un pequeño cartel de cartón con un mensaje escrito.

La nota decía: «Tu gato seguía mirando el pescado en mi puesto, así que le di tres para comer», y la tía May, del pasillo dos, la firmó. Es dueña de una pescadería, quien anotó su número de teléfono para que el dueño de este pequeño animal pueda contactarla para saldar la deuda de estos peces.

El dueño tomó fotos de su felino y compartió esta historia con todos en las redes sociales. Muchas personas se sienten identificadas porque saben que si los gatos son sus mascotas, en realidad parece que los humanos son sus esclavos porque también tienen que pagar sus deudas.

Al menos este gatito tuvo la decencia de aceptar ponerle un cartel, como ningún otro animales criminales Simplemente roban comida y estafan a la gente para que los alimente a pesar de que tienen una casa.