Mucha gente piensa que los peces no tienen sentimientos, pero la Universidad de Liverpool refutó esta afirmación al realizar un estudio y descubrió que sienten, tanto como tú.

Hace unos meses se viralizó un video en el que un pez se acerca a un buzo pidiendo ser acariciado, reaccionando con mucha ternura al cuidado de la mujer y ahora circula en las redes un clip en la localidad de Tuyen Quang, Vietnam, con el mismo tema.

Sin embargo, esta vez el pez se aferra a su libertad y escapa después de ser capturado. Al parecer, no quería pasar el resto de su vida en un acuario o, en el peor de los casos, en una sartén. Desafortunadamente, su destino no fue mejor, ya que terminó en las alcantarillas.

El jueves 18 de marzo, un día normal de pesca, un hombre dejó un pez bastante grande en un tanque poco profundo con poca agua. El animal no estaba muy contento con su situación y comenzó a pelear, flexionando su cuerpo con tanta fuerza que logró salir del contenedor, cayendo al suelo.

https://platform.twitter.com/widgets.js

Es imposible que un pez respire fuera del agua, por lo que hizo todo lo posible por sobrevivir y se estremeció con todas sus fuerzas durante unos segundos hasta que se abrió paso a través del asfalto. Afortunadamente, ningún coche pasó. Su insistencia fue tal que logró llegar a un desagüe, por el que se deslizó para encontrarse en el desagüe.

Este es un caso bastante curioso, pero puede dejarnos preguntándonos sobre los sentimientos que tienen los animales y la poca empatía que tienen los humanos por ellos.