Después de más de dos meses en los que el mundo se ha paralizado, las empresas luchan por mantenerse entre la audiencia, por lo que la publicidad juega un papel fundamental y, por supuesto, la batalla por ser el mejor es muy difícil. Hoy en día, el uso de la tecnología es de gran ayuda para generar anuncios impresionantes, como la gran ola que está causando la sensación del momento.

Gangnam-Gu en Seúl, Corea del Sur, es una especie de Times Square de Asia, con enormes edificios y calles llenas de publicidad, como esta pantalla gigante de 80 metros de ancho y 23 metros de alto, la más alta en este país y uno de los más grandes del mundo con fines publicitarios.

D’Strict es una agencia de publicidad que ha decidido utilizar este enorme espacio para exhibir su trabajo, que durante varios años se ha basado en tecnología «led» aplicada a grandes formatos. Hoy, el edificio COEX (Centro de Convenciones y Exposiciones), donde se encuentra la pantalla, parece ser golpeado por una ola gigante que está a punto de romper su contenedor.

Esta pantalla tiene una resolución de 7.840 por 1.952 píxeles, gracias a la tecnología Samsung Smart Led Signage, que es especial para contenido 3D, ya que ofrece el doble de resolución que Ultra HD, lo que genera mayor suavidad de imagen y evita la máxima distorsión.

La pantalla fue construida hace dos años por el gobierno de Seúl, para atraer visitantes y también para posicionar a esta ciudad como la capital mundial de los medios digitales, y con trabajos como esta gran ola, por supuesto. porque se ha convertido en una campaña mundial.

D’Strict utilizó, además de la tecnología, una técnica renacentista llamada «anamorfosis», que implica crear una especie de ilusión óptica que se revela cuando el espectador está en una posición específica. Además, se ha agregado sonido, lo que lo hace espectacular.

Esto da la impresión de que el agua golpea el cristal y que en algún momento saltará de la prisión que lo contiene. Por supuesto, aquellos que pasan por este lugar hacen una parada obligatoria para grabar un video, tomar una foto o simplemente imaginar que están en la playa.