Emiliano Sala se había preparado toda su vida para este momento. Desde el 2012 que este argentino de 28 años jugaba como delantero en el fútbol francés, donde militó en equipos de primera, segunda y tercera división. Recién el 2015 su carrera se había consolidado y era parte del Nantes. Su momento estaba cerca.

Ese momento llegó este año, cuando el club Cardiff, de la capital de Gales, pagó por él una suma que se estima en 14 millones de dólares. El mismo club donde las temporadas 2013-2014 jugó Gary Medel.

“Hermanos, estoy muerto. Estuve aquí en Nantes haciendo cosas y más cosas, y no termina nunca. Estoy en el avión y parece que se va a caer en pedazos. Estoy yendo para Cardiff, que mañana por la tarde arrancamos a entrenar en el nuevo equipo, a ver qué pasa. ¿Cómo andan ustedes hermanitos, todo bien? Si en una hora y media no tienen novedades mías, no sé si van a mandar a alguien a buscarme porque no me van a encontrar, pero ya saben…Papá qué miedo tengo!

El VIAJE

Este lunes, Emiliano partió rumbo a la ciudad galesa, ubicada al Oeste de Inglaterra. El club le había ofrecido viajar en un vuelo comercial, pero él prefirió un pequeño Ppiper PA-46 para cruzar el Canal de la Mancha.

En el vuelo iban solo él y el piloto.

Nunca llegaron. La comunicación se perdió unos una hora y quince minutos después de despegar.
Nadie podría sobrevivir más de media hora nadando en ese sector del océano.
Hasta este miércoles, no se había encontrado ningún rastro de la nave.

EL AUDIO

Lo único que se sabe de la tragedia es que Emiliano mandó un audio de WhatsApp a su familia cuando estaba iniciando el viaje.
Es estremecedor. Suena cansado. Incluso bosteza. Y cuenta que tiene miedo por cómo suena el avión.

¿COMPLOT?

El otro capítulo de esta terrible historia lo escribió la ex novia del futbolista, Berenice Schkair, quien usó su cuenta de Twitter para plantear que esto podría haber sido premeditado. “Investiguen la mafia del fútbol porque no me creo este accidente”, escribió en la red del pajarito, aunque después lo borró.

Más tarde, en su cuenta de Instagram, algo más cauta, aunque en la misma línea, manifestó su dolor: “Quiero despertar y que todo esto sea mentira. #emilianosala. Por favor, investiguen porque no me creo este accidente ni que suspendan una búsqueda por mal clima cuando apenas encuentran objetos flotando”, posteó.