era dinero para pagar a empleados

0
48

Si tú te crees olvidadizo o distraído, este caso te demostrará que no lo eres tanto como lo llegaste a pensar.

A todos nos puede ocurrir que en un momento de ansiedad, estrés o preocupación llegue la confusión que no nos permite pensar o razonar lúcidamente.

Cuando ‘perdemos’ algo que es de valor siempre llegan sentimientos de ira o impotencia ante lo sucedido, sin embargo aún existen personas que están dispuestas a ayudar a extraños a pesar de su necesidad.

Esta historia sucedió en Villa María, en Argentina, un hombre llamado Enrique encontró por pura casualidad una mochila llena de dinero, el equivalente a 4.600 dólares.

El hombre, al ver la cantidad de dinero que era y no ver a nadie buscándola decidió llevársela para tenerla a salvo, situación que no le fue tan sencilla como parece.

Wikimedia/Imagen representativa

«Agarré la mochila y dos personas me dijeron que era de ellos. No sabía quién era el dueño, pero ellos seguramente no eran porque apenas les dije que conocía a la persona que había perdido esa mochila escaparon. Hay personas que quieren apropiarse de lo que no les pertenece, siempre», detalla.

Tras revisar más minuciosamente la mochila encontró un dato que necesitaba. Dentro estaba el número del dueño de la mochila. Enrique entonces intentó llamar el número, el dueño se llevó una enorme sorpresa también.

Del otro lado, el dueño no creía lo que enrique le decía, ya que él mismo no sabía que había perdido la mochila llena de dinero, un caso perfecto de una persona muy olvidadiza.

El hombre acordó encontrarse con Enrique por haber encontrado el dinero y le comentó que éste era muy importante ya que era efectivo para pagarle a sus empleados. El dueño le agradeció a Enrique y lo invitó a cenar totalmente pagado por el hombre.

«Debes hacer las cosas bien, devolver lo que no es tuyo, sea como sea. Ahora él quiere hacerme este regalo, pero también un simple agradecimiento estaba bien», concluyó Enrique.