El tribunal de apelación de San Miguel recibió el miércoles la apelación de anulación presentada por la empresa Azul Azul SA contra la sentencia que había aceptado la solicitud de protección del trabajo y el pago de la compensación deducida por El futbolista Mauricio Pinilla.

Por unanimidadLa quinta sala de la corte de apelación, integrada por las ministras Liliana Mera Muñoz, María Soledad Espina Otero y el abogado (i) Ignacio Castillo Val, aceptó la acción legal deducida de la resolución. emitido por el Tribunal Laboral de San Miguel, que había ordenado al club deportivo pagarle al demandante $ 147,454,616 como compensación adicional y $ 313,341,059 por lucro cesante.

"Se establece en el presente caso que, mientras la relación laboral entre el Solicitante y el Demandado estaba vigente, el 27 de julio, Mauricio Pinilla firmó el contrato para la venta de los derechos federales y económicos relacionados. en su persona, documento que ya estaba firmado por el presidente de Colón Santa Fe y los administradores de Azul Azul SA, indicando en la tercera cláusula el precio de la asignación o compensación que Colón se había visto obligado a pagar al club de Fútbol profesional de la Universidad de Chile, para que se lleve a cabo con todas las condiciones exigidas por el artículo 152 bis I para la rescisión anticipada del contrato de trabajo, una disposición especial que no es más que una forma de rescisión del contrato de trabajo. Contrato de trabajo distinto a los generalmente provistos por el mismo Código en los Artículos 159, 160 y 161, aunque en este especial también existe un acuerdo mutuo de las partes para terminar la relación del trabajo que los une, pero también debe aprobar los otros presupuestos mencionados en el mismo ", establece la sentencia alternativa dictada por el tribunal de apelación.

La resolución agrega: "La reclamación de protección laboral del reclamante se basa en la violación de los derechos fundamentales que presuntamente sufrió durante el despido el 31 de julio. Sin embargo, se determinó que El contrato de trabajo entre él y el demandado finalizó el 27 de julio de 2018, de conformidad con el acuerdo firmado de conformidad con lo dispuesto en el artículo 152 bis I del Código del Trabajo, y no por despido el 31 de ese mes. este año, según lo reclamado por el demandante, de modo que el presupuesto en el que se basa la acción no coincida con el caso en cuestión, y los hechos en los que se basa la queja son posteriores al final de la relación. laboral ".

"Por lo tanto, en vista de lo anterior, el reclamo de protección laboral debe ser rechazado", agrega.

Por lo tanto, concluye: "Que sea despedido, con los costos, de la queja de protección laboral por violación de derechos fundamentales con motivo del despido presentado por Mauricio Ricardo Pinilla Ferrera contra Azul Azul S.A.".

Verifica la decision aquí.