Sabemos que mucha gente busca lo más exclusivo y que a veces son los productos más caros, por absurdos que sean. Recientemente, se ha puesto de moda adquirir platos extremadamente caros, a los que se les agregan ingredientes exóticos, no como este plato de papas fritas.

No hay duda de que al fin y al cabo, quien tenga el dinero para pagar este costoso plato lo hará si así lo desea.

Anteriormente, el restaurante Serendipity3 en la ciudad de Nueva York ganó el récord mundial Guinness por la hamburguesa más cara ($ 295) y el helado más caro ($ 1,000). Ahora han establecido el récord una vez más, pero para las papas fritas más caras del mundo, ya que ofrecen su Crème de la Crème Pommes Frites por $ 200, lo que parece muy exagerado. Sin embargo, tienes que ver los ingredientes.

El propietario de un restaurante de Nueva York y chef creativo Joe Calderone se asoció con el chef ejecutivo Fredrick Schoen-Kiewert para crear este costoso plato de papas Chipperbeck blanqueadas en vinagre y champán Dom Perignon. Luego se fríen dos veces, pero no en aceite ordinario, sino en pura grasa de oca para que queden suaves por dentro y crujientes por fuera y así deleitar a los paladares más exigentes.

Por si fuera poco la preparación se aliña con sal y aceite de trufa, para servir en un plato de cristal fino con una orquídea, finas láminas de trufa y una salsa de queso Mornay. Además, para aclarar el lujo y el costo del plato, todo se rocía con oro comestible. De esa manera, los $ 200 están justificados, lo que contrasta con un combo de McDonald’s que le ofrece una hamburguesa, papas fritas y refresco por un promedio de entre $ 5 y $ 10.

Según el jefe Calderone, después de un año completo de pandemia, es hora de que la gente tenga una opción diferente y divertida. Además, con esta creación podrás disfrutar de unos sabores muy exclusivos, aunque puede que no sea tan divertido pagar $ 400 si sacas a tu hija a comer unas de esas patatas fritas, pero si quieres darte un capricho con un millonario, ¡ahorra! .