Cuando queremos avanzar en la vida, no hay obstáculo que lo pueda impedir, y un niño de Mendoza, Argentina, nos demostró que debemos luchar siempre por lo que queremos. Además, los dueños de una fábrica de papelería también nos enseñaron que no todo está perdido en el mundo y que realmente es muy fácil cambiar la vida de alguien que lo necesita.

Un niño que está en sexto grado llegó a un lugar donde vendían útiles escolares y pidió un lápiz porque no tenía más dinero para comprar lo que necesitaba y al menos con eso podía hacer sus deberes, que sin duda. sorprendido. el dueño de la tienda se llama Dino, quien no quiso dejar pasar esta oportunidad de apoyar a este joven y premiar su actitud, ya que muchos se rinden ante las deficiencias y dejan de intentarlo.

Hechos que trascienden. Afortunadamente para el clima esta mañana, fui testigo de un evento que nos anima a seguir presionando por el bien. El dueño de la librería DINO (tercera cuadra del Libertador) dejó entrar a un niño a su local que no pidió dinero ni comida, sino que fue a pedir útiles para ir al colegio (palabras literales del niño de ocho años máximo). . ), a la que el dueño del local proyectó su camino hacia las estanterías y llenó una bolsa al son de la pregunta «¿qué más necesitas?». Tuve que expresar mi admiración y recomendar el lugar, donde seguramente ocurrieron más eventos como este, pero esta vez fui testigo. Me quitaré el sombrero de donación… ¡BIBLIOTECA DE DINO!

– Publicación en Facebook de Pablo Peñaloza, testigo de lo sucedido

El dueño de la tienda comentó en una entrevista que le ofreció al niño que se llevara lo que necesitara sin pagar un centavo, por lo que el de 11 años tomó cuadernos, lápices, tijeras, goma y un estuche para guardar cosas, que no parece mucho, pero definitivamente lo ayudará a continuar su educación y lograr sus objetivos. Además, te enseña que siempre hay una forma de mejorar si aceptamos la ayuda de los demás.

No solo vale la pena difundir este tipo de historias, sino también replicarlas siempre que tengamos la oportunidad, porque puede estar en nuestras manos hacer algo por los demás. Con la actual situación económica mundial, este hombre probablemente no hizo muchas ventas, pero decidió apostar por el futuro de este chico, que nunca olvidará lo que hicieron por él. También puedes marcar la diferencia.