No es ningún secreto que el monte Everest es el más alto del mundo, sin embargo, existe una disputa entre China y Nepal desde hace mucho tiempo, ya que los dos países han medido su altura, pero los números no coinciden. . Por ello, se ha realizado una nueva medición, que demuestra que está 0,87 metros más alto que en el récord que tenía antes, con el que sigue reteniendo su título.

Las medidas de China eran cuatro metros más bajas que las de Nepal, pero tiene que ver con la temporada y el clima, ya que la capa de nieve en la parte superior puede ser más o menos espesa, lo que también ha generado controversia sobre si debe tener en cuenta o no. Aunque parece que finalmente se ha llegado a un acuerdo y ambas naciones han aceptado los resultados más recientes.

Para que no haya más problemas, especialistas de los dos países realizaron el estudio, ya que el Everest se ubica en la frontera de las dos naciones (una parte en China y la otra en Nepal). Después de realizar los estudios necesarios, se determinó que la montaña tiene una altura oficial de 8.848,86 metros, al menos por ahora, y en la que se ha detectado el «crecimiento» del gigante.

Esta no es la primera vez que hay variaciones en las medidas, ya que el movimiento de las placas tectónicas provoca un crecimiento de medio metro cada siglo, además, los terremotos provocan una reducción en las capas de nieve y eso hace que los números cambien. De hecho, el terremoto de 7,8 grados de magnitud en Nepal en 2015 fue una de las principales razones para volver a medirlo.

En los últimos 50 años, China ha tomado dos medidas, mientras que para Nepal es la primera. Se utilizaron expertos en datos satelitales y trigonometría, así como grupos de expertos que llegaron hasta la cima para llegar al resultado, terminando las discusiones, al menos por un tiempo.