Y el Oscar a «la recuperación más milagrosa de una lesión» es para el futbolista italiano Ciro Immobile, que nos deleitó a todos con una falta tan cómica como falsa durante la Eurocopa.

Hay cosas que no pueden faltar en un buen partido de fútbol: goles impresionantes, devoluciones sentidas y futbolistas “mazapán” que se desmoronan en cuanto el rival los toca. En esta ocasión, el jugador dramático fue Ciro Immobile, del club Società Sportiva Lazio y delantero de la selección italiana.

En un partido contra la selección belga, Ciro estaba en el área pequeña y cuando le pasaron el balón, el futbolista belga Thomas Vermaelen intentó recuperarlo. En este encuentro, ambos levantaron las piernas para patear el balón y parece que Thomas le tocó la pierna.

Entonces Ciro se tiró al suelo, muy dramático y gritando de dolor, pero el árbitro lo ignoró y el juego continuó. Luego su compañero de fútbol Nicolo Barella recuperó el balón, disparó a puerta y marcó un gol.

Todos los jugadores italianos empezaron a festejar y en ese momento Ciro se levantó como si nada y se fue a celebrar el marcador con sus compañeros. Fue una «recuperación» tan instantánea que casi sonó como un milagro.

Al final, este partido terminó con un marcador de 2 a 1 a favor de Italia, y de esta manera se ganaron su lugar en las semifinales de la Eurocup. Pero aparte de esa victoria, lo que más llamó la atención de todos en las redes sociales fue la “lesión” de Ciro y su recuperación inmediata.

Ahora bien, este momento se conoce como la resurrección de Cyrus, y el deportista ha recibido todo tipo de críticas. Algunos lo llaman patético, mientras que otros se ríen de él diciendo que su actuación en el campo ha estado a la altura de las falsas caídas del futbolista Neymar.