Temperaturas bajo 0 y sensaciones térmicas que pueden llegar a menos 50 grados, hacen sufrir a los habitantes de esa ciudad. El agua lanzada al aire se congela antes de llegar al suelo.

Es tanto el frío que se está sintiendo por estos días en Estados Unidos, que se están produciendo situaciones muy singulares.

En la última semana, la sensación térmica en la ciudad de Chicago, estado de Illinois (ubicado en la parte norte de ese país) ha llegado a 50 grados bajo cero.

Aquello contrasta enormemente con lo que está pasando en el otro extremo del continente. En la zona central de Chile este verano se han producido varias olas de calor, llegando a extremos nunca antes vistos, con máximas de hasta 38 grados centígrados.

Es tan inusual el fenómenos, que en Estados Unidos la gente está comenzando a hacer experimentos con las bajas temperaturas.

Uno de ellos es el que hizo una joven que decidió salir con su pelo mojado a la intemperie a ver qué pasaba.

Rápidamente se dio cuenta de las consecuencias. Su pelo se congleó en menos de un minuto. Quedó tieso, parado, como si fiuera una larga corona o se hubiera echado una cantidad importante de laca o algún otro fijador para el cabello.

El video comenzó a circular por redes sociales y rápidamente se hizo viral. Primero, por supuesto, se subió a la cuenta de la joven que lo realizó, Taylor Scallon, y rápidamente llegó a tener casi 68 mil “me gusta”.

Pero ella no es la única que ha hecho este tipo de experimentos en medio de la ola polar más dura que ha afectado a Estados Unidos en los últimos años.

Otro usuario de redes sociales decidió mojar con agua caliente una toalla y hacer la misma prueba: sacarla al aire libre. Consecuencia: se secó en cosa de segundos y quedó convertida en una plancha de hielo.

Finalmente, un ciudadano argentino que vive en Chicago hizo un experimento ya clásico, que lo subió a su cuenta de Instagram (@victorefunes): lanzó agua helada al aire libre a ver qué pasaba. Adivinó: el agua se convirtió en miles de trocitos de hielo cuando todavía iba en el aire.

El problema es que la ola de frío que afecta a la zona está lejos de terminar.

De hecho, el Hemisferio Norte está en medio del invierno.

Para esta semana se pronostican heladas sucesivas. El viernes 9 de febrero por ejemplo, se espera, según el sitio Weather.com, una mínima de 9 grados bajo 0.

Como para congelar a cualquiera.