Todos estamos esperando nuestro turno para vacunarnos contra el covid-19. Siendo la demanda de este fármaco demasiado alta en el mundo, las autoridades de cada país han elaborado un plan estratégico en función de su capacidad para vacunar a toda su población. Sin embargo, la desesperación llevó a muchos a cometer alguna imprudencia, como la que sucedió en la Ciudad de México, donde unos jóvenes de entre 30 y 35 años se disfrazaron de adultos mayores para poder recibir su dosis lo más rápido posible.

El sábado 27 de marzo, la Unidad de Vacunación Naval del CENCIS del Ayuntamiento de Coyoacán abrió sus puertas a personas de 60 años o más cuyo nombre paterno comenzaba con las letras H, I, J, K y L, y estos dos jóvenes, identificados como Rubén N y Christian N, no dudaron en aprovechar la oportunidad para pasar los filtros de seguridad disfrazados con sus cabellos y cejas pintadas para simular canas. Además, llevaban máscaras y tenían documentos de otras personas. Como si eso no fuera suficiente, uno de ellos estaba en una silla de ruedas, mientras el otro lo empujaba.

No pasó mucho tiempo para que se descubrieran las verdaderas identidades de los chicos. Un servidor de la nación se dio cuenta del engaño al escucharlos hablar, porque su voz no coincidía con la de alguien de 60 años o más, por lo que una vez que estaban fuera del centro de vacunación, eran detenidos.

En ese momento, supimos que uno de ellos era finalista mundial del videojuego FIFA 2009, mientras que el otro era asesor de EA Sports, la empresa que diseña y distribuye el juego.

Fue su gran error, y deje que le sirva de lección en caso de que alguien más piense en intentarlo. Hay que tener en cuenta que una mentira no se puede argumentar y menos en casos como estos. Las autoridades anunciaron que los ladrones habían sido detenidos con tiempo de cárcel justificado por alterar la identidad.

Utilizaron la documentación de otra persona, el robo de identidad y, al final del proceso de vacunación, una compañera de trabajo se dio cuenta a través de su voz de que no coincidía. Es entonces cuando se llama a las autoridades y se sigue el proceso necesario. Esto ha sido informado y se encuentran en el proceso habitual.

– Cristina Cruz, Delegada Estatal de Programas de Desarrollo para el Bienestar de la Ciudad de México

No se sabe qué pasará con la aplicación de la segunda dosis para estos jóvenes, pues según el cronograma del alcalde, el fortalecimiento de la inyección de Pfizer se aplicará entre el 21 de abril y el 5 de mayo.

No sé. El problema aquí es que en todos los casos donde los criterios del plan no se cumplen en la ciudad, y en particular si hay falsificación de documentos, se trata como cualquier delito cometido, especialmente si ha habido robo de identidad. Consideramos que esto es incorrecto, ya que existe una ética establecida de que utilizan un mecanismo para poder vacunarse.

– Claudia Sheinbaum

Aun así, se sabe que la segunda dosis forma parte del derecho a la salud que tienen todos los mexicanos y es independiente de otras condiciones, por lo que es muy probable que estos jóvenes, así como el fiscal de Coyoacán, quien posteriormente fue despedidos de sus funciones vacunarse cuando no sea su turno, si reciben la vacuna de refuerzo.

Por ahora, la Fiscalía de la Ciudad de México ha dicho que los sujetos ya se encuentran en prisión preventiva justificada y tienen un mes para completar la investigación del caso.

En cuanto a los dos hombres detenidos en un centro de vacunación covid-19 en la alcaldía de Coyoacán, por haber presentado documentos apócrifos que nos identificaban como ancianos receptores de la vacuna, la Fiscalía General de la Ciudad de México informa que los dos estaban vinculados. a procesamientos por su probable participación en delitos de robo de identidad y falsificación o alteración y uso indebido de documentos.

– Declaración de la Fiscalía General de la Ciudad de México

Este es un hecho que simplemente no debería haber sucedido, porque se debe seguir el orden y plan que se sigue para que podamos cumplir con todas las dosis de la vacuna. Todo va según lo previsto y sí ha habido muchos contratiempos, pero se está haciendo todo para que todos salgamos beneficiados. El proceso puede llevar mucho tiempo, sin embargo, lo que se requiere con regularidad es lo que más vale.