Hay personas comprometidas con su trabajo y, lo más importante, son capaces de anteponer a los demás a sus propias necesidades y deseos, como lo hizo Jonathan Yellowday, un conductor de tren en Long Island, que encontró una bolsa llena de anillos de diamantes por valor de 100.000 dólares. en total, pero en lugar de quedárselos, se encargó de devolverlos a su dueño.

En el viaje en tren desde Penn Station a Port Washington, Jonathan se encontró con 36 anillos de diamantes, lo que obviamente sorprendería a todos y, por supuesto, también despertaría la codicia, pero este hombre se preguntó qué tan malo era. pasaría por allí, por lo que procedió a buscar al dueño para devolverlos.

Luego de reportar el descubrimiento, la investigación encontró a un joyero que, apresurado a la estación, olvidó su cargo. Afortunadamente, el angustiado, que no quería que se revelara su nombre, pudo recuperar los anillos, es decir, recuperó los $ 100,000 que valen, de lo contrario hubiera significado una gran pérdida para su negocio.

El joyero dijo que comenzó a buscar los anillos en la casa y cuando no pudo encontrarlos comenzó a recrear mentalmente lo que había hecho durante el día, hasta que se rindió, calculó que los había dejado en el tren. Puede imaginarse la desesperación que sintió, pero para su buena suerte, Jonathan escribió el informe y se lo entregó a la Autoridad Metropolitana de Transporte, donde se completó el papeleo para devolverlo.

Mi mamá me dijo que debería mantener un buen karma en mi vida. Era una persona muy religiosa y temía que lo que dabas siempre volviera a ti.

-Jonathan

El conductor fue reconocido por Phil Eng, presidente de Long Island Railroad Line, por su honestidad y compromiso con su trabajo. Por su parte, el joyero ha indicado que no le regalará uno de los anillos, sino que le entregará una pieza artesanal de lo que produce en su negocio. Qué habrías hecho