Los médicos japoneses se oponen a la celebración de los Juegos Olímpicos de 2021 en Tokio, pero el comité organizador dice que las medidas de seguridad son más que suficientes para que se lleven a cabo estos eventos deportivos, aunque también han reconocido que no se puede garantizar que no haya contagio del covid -19.

El gobierno de Japón y el Comité Olímpico Internacional acordaron iniciar la máxima competición deportiva el 23 de julio de 2021. Sin embargo, las asociaciones de profesionales médicos han protestado por el evento, temiendo la aparición de nuevos brotes de covid-19 en Tokio.

El Dr. Shigeru Omi es uno de los principales portavoces del gremio médico que oponerse a la celebración de los Juegos Olímpicos ante el riesgo de otras infecciones. Él y sus compañeros expertos consideran que aún no se descarta el peligro y señalan que en Japón solo se ha vacunado al 3,5% de la población.

Los médicos saben que se implementará un protocolo de seguridad e higiene muy estricto, pero estas medidas les parecen insuficientes. Aunque el plan incluye a atletas, entrenadores y jueces, han dejado fuera al personal de servicio, como transportistas y voluntarios. De hecho, 10.000 de estos voluntarios ya han indicado que no participarán en el desarrollo de los juegos.

Pese a este entorno desfavorable, la presidenta del comité organizador de los Juegos Olímpicos, Seiko Hashimoto, asegura que se han tenido en cuenta las preocupaciones de los médicos y que las medidas de seguridad serán realmente estrictas para minimizar las infecciones.

Se espera que lleguen a Tokio entre 80 y 90.000 personas para los Juegos Olímpicos y Paralímpicos, pero no habrá acceso a aficionados de otros países. Además, se está explorando la posibilidad de restringir la entrada a los fanáticos japoneses. Sin embargo, los organizadores reconocieron que es imposible garantizar cero infecciones.

Tokio 2020 hará todo lo posible, pero a pesar de todo, con el movimiento de personas, la propagación de la infección no se puede evitar por completo. […] Queremos que la gente sepa lo bien que nos hemos preparado para estos juegos. Las medidas anticovidas reflejarán el consejo del Dr. Omi.

– Seiko Hashimoto

Esperan que el 80% de las personas que lleguen a Tokio ya estén vacunadas y las que no tengan que seguir protocolos más estrictos. El Comité ya no puede retrasar los Juegos Olímpicos que deberían haberse celebrado en 2020 y ahora los japoneses solo pueden esperar que estos eventos deportivos no tengan consecuencias graves.