Echó de su casa a su novia porque estaba embarazada de otro, ahora sus amigos dicen que debe ayudarla

0
27

Muchas personas han intentado convencer al hombre de que se haga cargo del bebé y de la madre pero él se niega.

Las relaciones de pareja requieren esfuerzo, paciencia y sobre todo comprensión. Cuando ocurre un problema se debe hablar para solucionarlo y que la relación se mantenga sana; sin embargo, muchos desacuerdos se dejan pasar y poco a poco se van acumulando hasta que ocurre un problema mayor; como una infidelidad, por ejemplo.

Con el paso de los años, las parejas se acostumbran a convivir tanto uno con el otro y llegan a conocerlo tan bien que a veces llegan a sentir que no hay emoción y pueden comenzar un amorío con otra persona. Por supuesto, esta no es una justificación válida pero sucede muy a menudo.

Y esto es justo lo que le ocurrió a un usuario de Reddit que decidió compartir su trágica historia con el mundo. Tras seis años de relación, él creía que todo marchaba perfectamente bien con su novia, hasta que el anuncio de la llegada de un bebé le cambió completamente la vida, y no por las razones usuales.

Imagen de referencia

«Conozco a mi ex desde hace casi 10 años, hemos sido amigos desde el bachillerato. Tras graduarnos, me atreví a decirle lo que sentía por ella y comenzamos a salir. Salimos durante casi seis años antes de que viniera y me dijera que estaba embarazada. No voy a mentir, la quería en ese momento y todo esto era muy emocionante para mí, por lo que le pedí que se casara conmigo. Ella, sin embargo, parecía muy preocupada», comenzó explicando el joven.

«Me senté y hablé con ella al respecto. Le dije que incluso si no quería seguir adelante con el embarazo, permanecería a su lado e igual me casaría con ella. Pero ella estaba muy rara con todo aquello. Aún así decidió tener al bebé y aceptar mi propuesta de matrimonio» continuó.

Él pensaba que a pesar de eso, todo marchaba bien en la relación, pero su novia estaba distante y se comportaba extraña. No sospechaba que toda su alegría estaba a punto de transformarse en decepción y dolor.

«Estos últimos siete meses han sido una montaña rusa. Se mudó conmigo y comenzamos a prepararnos para el nacimiento de nuestra hija, planeando casarnos tras su nacimiento. Esto fue así hasta hace unas semanas, cuando un viejo conocido del instituto se puso en contacto conmigo… Nunca fui amigo suyo, pero me dijo que se sentía culpable por dejar que un hombre inocente sufriera por sus errores y los de mi prometida» mencionó el afectado.

Lo siguiente que el desconocido dijo sería la gota que derramó el vaso.

«Este hombre dijo ser el padre de la niña que esperábamos, asegurando que mi prometida me estaba mintiendo. Por lo visto, mi prometida y él se encontraron hace como un año y comenzaron a tener relaciones sexuales. Más o menos en el momento en que mi prometida quedó embarazada, ellos estaban teniendo relaciones sin protección. Y él no está mintiendo sobre esto, porque me mandó fotos de ellos juntos y me mostró mensajes de texto entre ambos, además de conversaciones en Facebook en las que mi prometida admitía que me había mentido porque gano más dinero que el verdadero padre de la niña y ella prefería que yo me hiciera cargo del bebé», prosiguió.

«No hace falta decir lo enfadado que estaba. La enfrenté con la verdad, ella lloró, yo lloré. Fue un desastre. Al final, cancelé la boda y la eché de mi casa. No he vuelto a hablar con ella desde entonces y le he dicho que la quiero fuera de mi vida. También le pedí una prueba de paternidad en el momento que la niña nazca. Si es mía, le ayudaré a mantenerla, pero si no, no pienso verla nunca más».

Pero esto no es todo, el drama estaba a punto de hacerse más grande. Luego de que la relación terminara y su ex novia se fuera de su casa; todos los allegados a la mujer comenzaron a reprochar al joven. Le decían todo el lío era su culpa y que además, era su obligación hacerse cargo del bebé, incluso si él no era el padre biológico.

«Reconozco que estoy siendo frío y distante. Sus padres y ella han intentado contactarme para ‘arreglarnos’ pero me niego. Ella también intentó que sus amigas vinieran en grupo para ‘hacerme entrar en razón’, pero las eché. Decían que ella ‘me quería’ y ‘estaba arrepentida’, así que debía ayudarla. Lo peor es que mis amigos también me están diciendo que yo tengo la culpa de todo esto. Según ellos, como está embarazada, yo debería por lo menos ayudarla hasta que llegue el bebé, incluso si no es mío. Por lo visto, no es por el dinero, sino por cómo estoy tratando de mal a la que puede ser la madre de mi hija», concluyó el pobre hombre.

Muchos otros usuarios de la red le dan la razón a este hombre y aseguran que no debe hacer nada más, pues no fue él quien cometió un error.

De cualquier manera, solo deseamos que el bebé que viene en camino tenga una vida pacífica y rodeada de amor.