Si crees que las peleas de tu tío en las tierras de tu abuelo son odiosas, espera hasta que veas esta construcción, apodada "The Grudge", que es un monumento a lo que un hermano puede hacer para vengarse.

Este delgado edificio de tres pisos se encuentra en Beirut, Líbano, y es considerado uno de los más estrechos del mundo. En su parte más ancha, tiene solo 4 metros de ancho y la más delgada, solo 60 centímetros.

Los vecinos llaman "The Grudge" a esta construcción para honrar la historia contada sobre su origen. Se dice que en los años cincuenta, un padre había heredado muchas tierras para sus dos hijos, pero debido a los proyectos de infraestructura del municipio, tuvieron que dividirlos.

El primer hermano se encontró con la mayor parte de la tierra y el segundo con una parte muy pequeña que también tenía forma de triángulo. Lucharon por esta distribución injusta de la tierra y no hicieron ningún arreglo.

El que se quedó en la pequeña parcela decidió vengarse y en 1954 ordenó la construcción de este edificio delgado, que es más bien una pared muy gruesa que bloquea la vista del mar visible desde la casa de su hermano.

Fue una combinación de maldad e ingenio, ya que colocarlo justo en frente del edificio redujo el valor de la casa de su hermano.

Es un lugar muy estrecho pero completamente habitable que tiene dos apartamentos en cada piso. Durante un tiempo fue un burdel y luego sirvió de refugio para las familias que huían de la guerra.

Intentaron demolerlo, pero legalmente no se puede hacer nada. Además, como es un lote muy pequeño, no podrían construir nada más y sería más costoso destruir la casa.

¿Creías que tu hermano era el peor de todos? La venganza de un libanés ha alcanzado proporciones muy altas con este edificio construido solo para venganza. Le dieron el terreno más pequeño, pero al final hizo triunfar el mal y el rencor.