Debido a la difícil situación que atraviesa el mundo, el gobierno japonés ha distribuido millones de dólares para combatir el coronavirus y estabilizar la economía de sus comunidades más afectadas. Sin embargo, uno de ellos, Noto, en Ishikawa, decidió gastar parte de ese presupuesto en una estatua de un calamar gigante. Una decisión que más sorprendió y aunque ha sido criticada, la gente está muy satisfecha.

Noto es una pequeña localidad dedicada principalmente a la pesca que se ha visto afectada por los estragos de la pandemia. Por eso, fue muy sorprendente que en lugar de destinar su dinero a los negocios afectados por la crisis, gastaran alrededor de 220.000 dólares para construir un calamar gigante de 12 metros de largo, nueve de ancho y cuatro de alto.

Noto el calamar japonés

Aunque mucha gente piensa que esta estatua fue un desperdicio de dinero mal invertido, lo cierto es que no se tomó a la ligera y antes de enviarla a construcción consultaron con la gente del pueblo, quienes llegaron a la conclusión de que tal estatua traerá más turismo a Noto. .

De hecho, los responsables de la estatua dicen que han tratado de concentrarse en cosas que podrían ayudar a mejorar el flujo de personas a la ciudad cuando pase la pandemia. Además, es bien sabido que las mascotas atraen a muchos turistas a Japón, por lo que la construcción del calamar gigante puede ayudarlos a atraer más visitantes.

Noto el calamar japonés

Sin embargo, la crisis del coronavirus en este país está lejos de terminar, ya que cada semana se rompen nuevos récords de hospitalización. Japón e India se encuentran entre los países con más infecciones ahora.

Por ello, la construcción de esta estatua no ha sido tan bien recibida por el resto de ciudades, ya que la consideran un gasto banal en relación a la crisis sanitaria que atraviesa este país.

Pero estos comentarios negativos no afectan a la ciudad ni a su gente de ninguna manera, ya que creen que esta estatua promoverá el turismo y ayudará a revitalizar Noto, una población predominantemente rural.

¿Crees que fue un gasto innecesario o una buena inversión?