Casu marzu: El antiguo queso elaborado con gusanos considerado «el más peligroso del mundo»

0
68

Hacer queso es un arte que ha evolucionado a lo largo de cientos de años de historia. Hoy en día se puede decir que existen una multitud de opciones para tener un queso que se adapte al gusto y las necesidades de cualquier persona en el mundo.

Regularmente los quesos necesitan de la interacción de algunas bacterias hasta llegar a un punto de fermentación óptimo para su consumo. En otros casos hay quesos que dependen de la interacción con hongos, como el gorgonzola o el roquefort. Sin embargo, ningún método de producción de queso puede compararse con el Casu marzu, de producción tradicional en Cerdaña, Italia.

Este queso se trata de uno de los principales manjares de esta isla de Italia. Cada año se llena de turistas por todo el mundo y, cualquiera que haya probado este queso, aseguran que el sabor de este producto puede quedarse en el paladar incluso horas de haberlo ingerido.

Sin embargo no todas las personas tienen el valor de probarlo, sobre todo tras saber cómo es producido. El Cazu marzu tiene una elaboración muy partícular, pues se utilizan larvas de mosca. Esto causa que la primer impresión no sea la mejor y que cualquiera que vea a otro probarlo sea motivo de burla.

En 1962 se llegó a prohibir su venta precisamente por su elaboración. El argumento que se usó en aquella época era simple: Las autoridades italianas no aprueban la comercialización y el consumo de alimentos que contengan parásitos. Sin embargo esta prohibición no se toma demasiado en serio, a pesar de sus consecuencias.

Para el año 2009 su controvertida elaboración le dio una entrada al libro de los «Récord Guiness«, dándole el título a este extraño manjar de «El Queso más Peligroso del Mundo«. Pero ¿Qué es lo que actualmente puede suceder para que tenga este nombramiento?

Soportar el disgusto que da naturalmente un producto ‘infestado’ con larvas no solo es el primer paso para el que tienes que estar preparado. Lo siguiente es saber que comer larvas vivas puede ser extremadamente peligroso para nuestros cuerpos.

Es por esto que algunos de quienes se atreven a probar este queso, piden que la mezcla se centrifugue y así puedan triturarse las larvas y estas mueran. Sin embargo hay otros que son más ‘atrevidos’ optan por comerse este queso con los gusanos aún vivos.

Naturalmente, durante el proceso de masticación y el proceso digestivo, la mayoría de estos gusanos morirán, si no es que todos. Sin embargo esto no imposibilita que uno o dos gusanos puedan resistir el ser comidos.

Es en estos casos cuando no se pueden descartar las posibilidades de que el intestino tenga microperforaciones, así como un parasitismo agudo. Los jueces del Récord Guiness fueron muy enfáticos a a hora de mencionar algunos de los síntomas que se pueden tener al ingerir el Casu marzu.

Si llegases a tener la mala suerte de comer de este queso y que uno de los gusanos quede vivo tu cuerpo puede presentar «vómitos, dolor abdominales y diarrea sangionolenta«.

Como te dijimos anteriormente, Italia no deja la comercialización del queso, e incumplir esta regla puede resultar en casi 60.000 euros. Aun así, muchas familias tradicionales de la isla continúan con esta tradición. Incluso hay un grupo de especialistas de la Universidad Sassari de Cerdeña que lograron producir un Casu marzu en el laboratorio, con condiciones controladas para garantizar la seguridad de las personas que lo quieran probar.

La entrada Casu marzu: El antiguo queso elaborado con gusanos considerado «el más peligroso del mundo» se publicó primero en Porque no se me ocurrio.