Hace unos días, las imágenes y videos de una gran explosión en Exeter, una ciudad inglesa a 250 kilómetros al sur de Londres, se volvieron virales. Durante el fin de semana del 27 de febrero de 2021, se registró un extraño evento en el que se detonó una bomba alemana de la Segunda Guerra Mundial.

Los eventos tuvieron lugar en la sede del condado de Devon, lo que llevó a la marina de Royan a intervenir para ayudar a los residentes de Exeter a evacuar el área por completo, desalojando alrededor de 2.600 residencias. La Universidad de Exeter también se encuentra dentro de este perímetro, por lo que los estudiantes también fueron trasladados a los hoteles más alejados de la zona de la explosión.

https://platform.twitter.com/widgets.js

El artefacto fue localizado el viernes 26 de febrero por albañiles que se encontraban laborando en una casa cercana a donde se encontró el explosivo, por lo que avisaron a la policía y el sábado toda la zona ya estaba totalmente desalojada y debidamente evacuada.

Tras el protocolo de evacuación se inició la detonación controlada de una bomba de una tonelada y 2,5 metros de largo por 70 centímetros de diámetro. Afortunadamente, no se reportaron heridos.

Esta explosión provocó que los evacuados pasaran la noche en otros lugares por lo que podría provocar la onda de choque. La explosión generó una gran nube de polvo gris y un cráter del tamaño de un autobús de dos pisos, así como cristales rotos en un radio de 100 metros. Además, arrojó escombros a 250 kilómetros a la redonda.

Los expertos comenzaron su trabajo inmediatamente después de la explosión para evaluar los daños en las casas circundantes y encontrar una solución rápida para los residentes. Cabe recordar que encontrar bombas de la Segunda Guerra Mundial en Inglaterra es más común de lo que parece, ya que este país fue uno de los principales objetivos de los bombardeos alemanes.