Las sabias palabras de nuestra madre y abuela nunca deben ser ignoradas, por eso cuando nos dicen «Sé bueno y no hagas cosas malas que parezcan buenas», debemos escucharlas. Sin embargo, muchas personas no recibieron este buen consejo y terminaron cometiendo actos deplorables como el que presentamos a continuación.

Un hombre fue arrestado después de secuestrarse para «dejar el trabajo». El 10 de febrero, la policía de Coolidge, Arizona, encontró a Brandon Soules atado y con un pañuelo en la boca.

El joven de 19 años le dijo a la policía que fue secuestrado por dos hombres vestidos de negro y con una capucha que le cubría el rostro, lo que lo dejó inconsciente. Sin embargo, durante las investigaciones se determinó que se trataba de una historia inventada. El miércoles 17 de febrero, Soules fue arrestado y admitió que fue un invento para disculparse y dejar el trabajo.

El informe difundido por las autoridades policiales de Coolidge indicó que la llamada fue atendida la misma noche a las 5:25 p.m. en el área correspondiente a 1st Street y Northern Avenue. Esta llamada se refería a un sujeto masculino que fue encontrado con las manos atadas a la espalda y un pañuelo enrollado sobre la boca. Además, el sujeto informó que dos hombres enmascarados lo secuestraron, lo golpearon en la cabeza y lo llevaron a un automóvil antes de dejarlo donde fue encontrado.

Todo esto llevó a los detectives a hacer su trabajo para encontrar a los responsables, pero se encontró evidencia de que la historia fue totalmente fabricada y que no sucedía absolutamente nada que pareciera un secuestro o asalto, por lo que el hombre «secuestrado» fue despedido por denuncias falsas. .

No entendemos cómo hay personas que buscan un pretexto para eludir sus responsabilidades, cometiendo este tipo de actos deshonestos, porque lo único que hacen es autolesionarse. Es un comportamiento muy vergonzoso que no se puede descuidar. Espero que hayas aprendido tu lección.