Señores, hoy pasamos mucho tiempo frente a la computadora, ya sea por trabajo o por placer, la postura que adoptamos cuando nos sentamos frente a nuestras máquinas nos duele la espalda y no queremos, es para marcar el ritmo; ¡Tenía que ser dicho, y fue dicho!

Esta flacidez afecta no solo la postura, sino también la flexibilidad de la parte superior del cuerpo, como si sus músculos se atrofiaran gradualmente. Según los quiroprácticos, la cabeza inclinada agrega 4 libras de presión en la columna vertebral. Un empleado de oficina promedio inclina su cabeza el equivalente a 13 libras por día, ¡13 libras! Con el tiempo, esto puede causar dolores de cabeza y mandíbula, cifosis y bulto permanente.

dolor de espalda

Así que hoy presentamos una serie de ejercicios y estiramientos que puede hacer para contrarrestar los efectos de la flacidez. Estos ejercicios, por supuesto, deben combinarse con un esfuerzo concertado para mantener una buena postura durante todo el día mientras trabaja.

1. Enviando a la puerta

ejercicio de puerta

Este ejercicio aliviará en gran medida su presión de espalda desarrollada después de años de mala postura. Esta actividad lo ayudará a recuperar su flexibilidad, especialmente en los hombros.

Párate dentro de una puerta. Doble su brazo derecho a 90 grados (como si golpeara los cinco con otra persona) y coloque su antebrazo contra el marco de la puerta. Coloque el codo doblado a la altura del hombro. Gire el pecho hacia la izquierda hasta que sienta que se estira con el hombro. Mantenga durante 30 segundos, luego repita la acción con el lado opuesto.

Puede resaltar diferentes áreas de su cofre ajustando la altura de su codo doblado en el marco de la puerta. Cuanto más bajo es el codo, más estira el pectoral grande; el más alto del codo

Puede enfatizar diferentes partes de su cofre ajustando la altura de su codo doblado en el marco de la puerta. Cuanto más bajo es el codo, más se estira el pectoral mayor; cuanto más alto es el codo, menos estira el pectoral.

2. aplastar una bala con el peto

(YouTube https://www.youtube.com/watch?v=jkTsM3yl64A?feature=oembed&cc_lang_pref=en&hl=en&showinfo=0&rel=0&autohide=1&modestbranding=1&iv_load_policy=3&w=500).

Otra excelente manera de liberar los músculos tensos del cofre es liberar algunos puntos de activación con una pelota pequeña.

Simplemente coloque la pelota entre su pecho y la pared. Gira la pelota sobre tu pecho hasta que encuentres un "punto caliente"; Sabes que has encontrado uno si te duele cuando la pelota pasa sobre él. Cuando encuentre este punto de activación, deténgase y descanse en el globo durante 10 a 20 segundos.

Contrariamente a la creencia popular, es la presión, no la influencia, lo que libera los músculos tensos y nudosos. Sigue conduciendo y encuentra más puntos de activación.

3. Dislocación del hombro.

dislocación del hombro

Este movimiento es muy efectivo para relajar los hombros cuando han estado tensos durante tantos años. Realmente no deslocalizas tus hombros, por lo que no tienes que preocuparte.

Necesitará una escoba, una tubería de PVC o el tamaño ocupado por sus brazos alargados o una longitud de 1.40.

Sostenga el tubo frente a usted con los brazos ligeramente extendidos. Si sus hombros no son flexibles, tome un agarre más amplio. Cuando encuentre flexibilidad, puede comenzar a reducir el punto de agarre.

Lentamente levante el tubo frente a usted, luego en la cabeza, hasta que golpee el área posterior / posterior. Regrese a la posición inicial. Nuevamente, haga esto lentamente, porque si lo hace muy rápido, podría lastimarse. Haz tres series de 10 repeticiones.

4. Extensión del pecho en un rodillo de espuma.

Columna torácica torácica

La vértebra torácica compone el segmento central de la columna vertebral. Cuando ve a una persona con una espalda muy pronunciada, ve lo que le sucede a la vértebra torácica cuando se inclina crónicamente. Después de un tiempo, pierde tanta movilidad que se vuelve difícil volver a la posición correcta.

Para aumentar su movilidad y no doblarse demasiado, haga extensiones en un rodillo de espuma.

Coloque el rodillo de espuma debajo de la parte superior de la espalda. Los pies y las nalgas deben estar en el suelo. Coloque las manos detrás de la cabeza y mueva los codos lo más cerca posible. Deja que tu cabeza caiga al suelo y trata de rodearte con el rodillo de espuma.

Comience a rodar el rollo en su espalda, buscando "puntos calientes". Cuando encuentre uno, levante la cabeza y coloque la espalda en el rodillo de espuma. Baje la cabeza y siga buscando más puntos calientes a lo largo de su vértebra.

5. Extensiones "Y" al revés

extensiones en y

Acuéstese boca abajo, en el piso, y coloque las manos sobre la cabeza en una posición "Y" con las palmas de las manos hacia abajo. Levanta tu torso. Mantenga la cabeza alineada con el cuello y la espalda.

Mantenga esta posición durante 5 a 10 segundos. Baje lentamente a la posición inicial y repita 10 veces más.

6. Ángeles de pared

ángeles de pared

Este es otro estiramiento que trabaja la vértebra torácica y puede ayudar a contrarrestar la formación de la joroba. Puede que no lo parezca, pero este ejercicio te hará sentir un poco de dolor después de algunas repeticiones. Es engañosamente difícil.

Comience con las rodillas ligeramente dobladas y la espalda hacia abajo, la espalda hacia arriba y la cabeza apoyada contra la pared. Los brazos también están en la pared, con los dedos presionados contra ella.

Mueve tus brazos sobre tu cabeza, como un ángel de nieve. La clave es mantener los dedos, la espalda, la espalda y la cabeza contra la pared. Sentirás que después de un tiempo, comenzarás a arquearte, no dejes que eso suceda, si tu espalda pierde contacto con la pared, lo haces mal.

Hombre, realiza estos ejercicios regularmente y recuerda siempre mantener una buena postura cuando estés frente a la computadora, verás cómo, después de un tiempo, el dolor de espalda desaparecerá y recuperarás la flexibilidad de tus brazos y tus hombros.