La pareidolia es un fenómeno psicológico que hace que encontremos y procesemos determinados objetos de nuestro entorno de forma diferente. De hecho, nuestra predisposición interna para captar cosas y patrones familiares es tal que a menudo los vemos en lugares donde simplemente no podrían existir. Por ejemplo, a veces cuando vemos una bolsa de basura, papeles o cualquier otro objeto, imaginamos desde un perro hasta un dragón. Ten en cuenta que no te estás volviendo loco, más bien es este fenómeno de ver caras u otra figura familiar en objetos inanimados.

El cerebro humano está programado para buscar esta familiaridad en prácticamente todo lo que nos rodea, incluso en las cosas más comunes y aleatorias posibles. Aquí tienes una recopilación de pareidolias para deleitar tu imaginación.

1. «Chilesaurio Rex»

2. Parece que esta tortuga tiene más de una cara

3. Una calabaza caracol

Cuatro. Amar

5. Un perro en la puerta del dormitorio.

6. Un pastel enojado

7. Cactus boxer

8. Un chile grande

9. Un jugo sonriente

11. Un dinosaurio

12. Las rocas pueden verte

13. Surfeando el hielo

14. Patina libremente en la acera

15. Creo que Yoda está aquí.

16. Una «papa»

18. Aparición de la amenaza

19. Un anciano esperando

20. Sherlock Holmes

21. Un cuervo albino

22. Caballito de mar con tocino

23. Parece que necesitas nadar

24. ¡Sí, ojón!

25. Que sorpresa

26. Shadow of the Phantom

27. Tratando de lograr algo

La mente es maravillosa porque esconde muchos misterios que no podemos evitar sorprendernos. Además, lo vemos como un lugar en el que se ha excavado muy poco, pero es capaz de albergar un sinfín de ideas, pensamientos, conocimientos y cualquier universo creado a partir de todo ello y de la imaginación.