Hospedarnos en un hotel puede ser una experiencia placentera, o una experiencia bastante desagradable. Sin embargo, existen muchos hoteles que se esfuerzan en no solo darle al huésped un espacio cómodo, sino que también buscan hacer de su estadía algo inolvidable aún en los detalles más mínimos.

Hemos recopilado algunos ejemplos que creemos son dignos de reconocer:

1. No solo es un dispensador de pasta de chocolate, sino que también tiene una función para calentarlo.

2. Un robot de mensajería entrega pequeños pedidos por números. ¡Altas tecnologías al servicio del hombre!

3. Toma universal que acepta enchufes de cualquier estándar existente.

4. Almohadas con una variedad de rellenos, para los dormilones caprichosos.

5. Kit de costura en la habitación si necesitas arreglar algo urgentemente.

6. El reloj tiene varias pantallas para que puedas ver la hora actual desde cualquier parte de la habitación.

7. Estante para el intercambio de libros entre los huéspedes del hotel: puede tomar cualquiera y dejar el suyo.

8. Mini botellas de salsa picante, ¡solo una porción!

9. El inodoro tiene la opción más hermosa del mundo: ¡un asiento de inodoro con calefacción!

10. El kit de baño también viene con un patito de goma.

11. Soporte de cortina cruzada para máxima protección de la habitación de la luz exterior

12. Si los invitados están con un niño, tiene derecho a un regalo: un oso de peluche.

13. Un botón separado para pedir pizza, ¿por qué no?

14. Una cámara de video afuera y una pequeña pantalla adentro en lugar de la vieja mirilla de vidrio.

15. No está muy claro qué tan útil es un televisor en la ducha, ¡pero está ahí!

16. Descubrieron cómo dejar entrar algo de luz en el oscuro pasillo del hotel. Resultó muy original.

17. Ducha con sensor de temperatura incorporado. ¡Todo ingenioso es simple!

18. Una habitación de hotel en el estadio de Wembley en Londres. El costo es altísimo, pero la experiencia durará toda la vida.

19. Y en los hoteles puedes probar un entretenimiento maravilloso que no verás en ningún otro lugar. Aquí hay una mesa de ping-pong en uno de los hoteles de Munich.

20. En este hotel, decidieron separar habitaciones para fumadores y no fumadores, para que ni uno ni otro se sintieran incómodos.

21. En el negocio de la hostelería, es importante impresionar al huésped desde la puerta. Esto tuvo éxito en el Hotel Babylon en la ciudad checa de Liberec.

¿Alguna vez has tenido alguna buena experiencia con tu hotel? Coméntanos y comparte este artículo con tus amigos.